Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Taylor Kinney sorprendió a su famosa pareja Lady Gaga con un cachorro en la celebración de su pasado cumpleaños, mientras que ella le devolvió el gesto poco después comprándole un gato que le hará compañía durante su ausencia. La artista está a punto de embarcarse en su extensa gira `The Born This Way Ball', que comienza el próximo 27 de abril, y las dos mascotas servirán para suplir de algún modo la gran distancia que les separará en los próximos meses.

"A Taylor le encantan los gatos y Gaga quería regalarle uno para que le hiciera compañía en casa. Ella ya le ha llamado Polly y se lo ha dado a Taylor para que lo quiera y lo mime tanto como a ella", aseguró una fuente al diario The Sun.

Por otro lado, ambos acudieron recientemente a una cena de parejas con sus amigos Emmy Rossum y Tyler Jacob Moore, lo que pone de manifiesto la solidez de una relación que podría culminar próximamente con una boda, según se ha especulado tras haber visto al actor comprando un "anillo de promesa".

"El anillo de promesa es como un paso previo al de compromiso, y este sería el signo más evidente de que ya están pensando en boda. Significa básicamente que han decidido que su romance sea completamente monógamo. La verdad es que están encantados el uno con el otro, y él está muy contento con lo bien que se lleva su novia con sus amigos. Con frecuencia se van todos juntos al bar a jugar a los dardos mientras se beben unas cervezas. Pronto podríamos estar hablando de la señora Gaga", explicó la misma fuente.


💬Ver 0 comentarios