Jung Joon-young durante su comparecencia en la corte de Seúl. (AP) (semisquare-x3)
Jung Joon-young durante su comparecencia en la corte de Seúl. (AP)

Luego de que fuera involucrado en un escándalo sexual que empañó a la industria de K-pop, el cantante Jung Joon-young fue arrestado por la Policía surcoreana. 

El cantante de 30 años es acusado de compartir ilegalmente en un chat, vídeos de mujeres con las que tuvo relaciones sexuales, y que fueron grabadas, en algunos casos sin su consentimieto.

La corte del distrito central de Seúl emitió la orden de arresto contra Jung, horas después de que éste compareció en una audiencia y se disculpó con las víctimas y "todos aquellos que han demostrado afecto por mí". 

Más tarde, la estrella musical fue esposado y escoltado a una comisaría en el centro de Seúl.

En Corea del Sur, las celebridades involucradas en escándalos a menudo emiten disculpas públicas aun cuando mantengan su inocencia.

La Policía interrogó por primera vez a Jung la semana pasada tras recibir denuncias de que el cantante filmó en secreto sus encuentros sexuales y los compartió en grupos de chat privados con sus amigos, en la plataforma Kakao Talk.

Tras ser involucrado en el escándalo sexual, Jung Joon-young admitió su responsabilidad y ofreció disculpas a las mujeres que grabó.

"Quiero disculparme con las mujeres que aparecen en los vídeos y con todas aquellas personas que puedan sentirse decepcionadas y molestas por este incidente. Voy a arrepentirme de estas conductas poco éticas e ilegales, que constituyen actos criminales, durante el resto de mi vida”, dijo el cantante a través de un comunicado, luego de que estallara el escándalo sexual en el que está involucrado.

Además el intérprete surcoreano anunció su retiro temporal de la escena musical para enfrentar sus responsabilidades ante la ley.

Las autoridades también están investigando a otro astro del K-pop, Seungri, quien saltó a la fama internacional como integrante del grupo Big Bang, bajo sospechas de que intentó arreglar servicios sexuales ilegales para sus inversionistas de negocios.

Lee Seung-Hyun, verdadero nombre del ahora ex integrante de Big Bang, es acusado de tratar de sobornar con los servicios de prostitutas a los potenciales inversionistas de su club ARENA, así como a los clientes su compañía Yuri Holdings.

Seungri también anunció su retiro de los escenarios luego de que la Policía anunciara que el artista estaba bajo investigación.

“He decidido retirarme de la industria del entretenimiento porque el escándalo social es demasiado grande. Con respecto a los asuntos bajo investigación, seré investigado y despejaré todas las sospechas”, indicó el artista en un comunicado que compartió en sus redes sociales.

La agencia de la Policía metropolitana de Seúl solicitó una orden de arresto para Jung el lunes a través de fiscales estatales.

Hasta el momento, se desconoce si Seungri correrá la misma suerte de ser detenido. Lo que sigue curso es una investigación en su contra.

Seungri también pertenece al chat de Jung Joon-young, donde se compartieron vídeos sexuales de mujeres.

El escándalo ha causado indignación en Corea del Sur, donde cada vez más mujeres se pronuncian contra lo que describen como una cultura misógina con la creciente creciente difusión de fotos y vídeos íntimos tomados con cámaras escondidas, algo que dicen tiene a las mujeres viviendo constantemente con ansiedad y angustia.

A esa practica, se le conoce en Corea del Sur como "molka", que es considerado un delito en el país, y eso es castigado hasta con cinco años de prisión. 


💬Ver 0 comentarios