Del huracán María a la flor de maga, mira algunos de los peculiares vestidos de Puerto Rico en Miss Universe.

Cada año, la presentación de traje típico se convierte en un evento que desata todo tipo de críticas, desde las que favorecen la creación que la Miss Universe Puerto Rico de turno llevará al evento internacional, hasta quienes expresan claramente que no les gusta.

Este año, el trabajo que el diseñador puertorriqueño Joshuan Aponte hizo para que Kiara Liz Ortega luzca en Tailandia el próximo mes ha sido blanco de duras críticas.

“El vestido representa al pueblo puertorriqueño ante la adversidad a través del huracán María que es bien fuerte, y representa la fuerza de nuestro pueblo. Lleva una capa impresa con playas de Puerto Rico y otra capa de luces inteligentes que representa las ráfagas de vientos”, explicó el creador del atuendo durante la presentación ayer en el programa "Viva la tarde" que transmite Wapa TV.

Desde entonces, las críticas en las redes sociales han sido fuertes, pero han sido algunos diseñadores quienes han levantado la voz para expresar que, ante todo, hay que valorar el esfuerzo de quien crea una pieza como esta y la importancia de dar crédito a que se trata de un vestido que debe representar lo que vive o lo que quiere proyectar el país.

El diseñador Elier Aubret, quien en el 2010 creó el traje típico que lució la entonces reina, Mariana Vicente, destacó que, aunque cada persona tiene derecho a emitir su opinión, también hay que mostrar respeto por el trabajo y la creatividad de quien conceptualizó la pieza.

“Es bien difícil complacer a un país entero y es bien fácil despotricar en las redes sociales porque no saben el trabajo que hay detrás de una pieza. Hay mucha fanaticada que debe comprender que hay una visión artística envuelta en todo el proceso”, comentó.

El vestido diseñado por Aubret llevó por nombre “Las maravillas de El Yunque”, tomando en cuenta que en el 2010 el bosque nacional competía para ser una de las nuevas maravillas del mundo y que Vicente participó en el certamen local representando al pueblo de Río Grande.

“No sé cómo trabajó este equipo, pero al que yo pertenecía tomábamos muchas cosas para poder complacer la opinión de un país, tomando en cuenta lo que estaba pasando”, expresó Aubret.

Por su parte, el también diseñador Ghabriello Fernando, opinó que el traje típico no debe llenar las expectativas de elegancia y simbolismo como hace décadas atrás. A su entender y por su experiencia, destacó que “esa competencia está favorecida por la creatividad, la opulencia y lo llamativo de los trajes. En las pasadas ediciones, han triunfado trajes fantasiosos y caricaturescos. Bajo esos renglones, el traje supera las expectativas y pudiera posicionarse en los primeros lugares”.

Aunque opinó que la creación de Aponte resultó recargada y con elementos repetitivos, es importante reconocer su buen trabajo ante tal encomienda. También enfatizó que es necesario que la organización de Miss Universe Puerto Rico tome en cuenta las críticas constructivas para que al final, el ajuar que Ortega lleve a Tailandia sea el más adecuado.

Mientras tanto, el diseñador e historiador de moda Joseph D’Aponte estableció que todo diseño debe contener elementos de ritmo, composición, punto de interés, jerarquía y sobre todo balance.

No obstante, tomando en cuenta estas reglas básicas, D’Aponte dijo que no cataloga la pieza inspirada en el huracán María como un traje típico, sino más bien alegórico.

“No lo veo típico, ya que muchas naciones pasan anualmente por desastres naturales y atmosféricos. Lo veo como la recordación de un evento que nos tocó como nación y que se aprecia en simbolismo presentado ante el diseño. Exponiendo al público con la expresión de nuestro elemento patrio como lo es la bandera, mostrando un alto dominio del entalle, labor manual e ingenio ante la construcción del andamiaje de las manos y efecto visual ante la tecnología con las de luces LED”, destacó D’Aponte.


💬Ver 0 comentarios