Aquí, junto a su esposa Sibi Blazic en el Festival de Cine de Toronto. (The Canadian Press) (horizontal-x3)
Aquí, junto a su esposa Sibi Blazic en el Festival de Cine de Toronto. (The Canadian Press)

Mientras meses atrás algunos afirmaban que el actor galés Christian Bale había transformado su figura por un papel, otros decían que simplemente se había entregado a la buena vida. 

Pero ahora llegó la verdad. Según contó el intérprete a Variety durante el Festival de Toronto, tuvo que engordar para convertirse en el exvicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, ya que protagonizará la película biográfica del político estadounidense.

“Estuve comiendo muchos bizcochos”, dijo el actor sobre su cambio de aspecto. Esta no es la primera vez que Bale tiene que modificar sus hábitos alimentarios por una película. Años atrás debió bajar 58 libras para convertirse en el protagonista de “El Maquinista”. 

En ese momento -según contó- solo comió manzanas y atún y después tuvo que ponerse a hacer ejercicios y mejorar su dieta para ser el superhéroe amigo de los murciélagos.

La película, que aún no tiene nombre y no ha empezado a rodarse, será dirigida por Adam McKay y también tendrá entre sus protagonistas a Steve Carell y Amy Adams. 

Richard Bruce Cheney trabajó en los gobiernos de Richard Nixon, Gerald Ford y George H.W. Bush antes de convertirse en el CEO de Halliburton. Luego, fue vicepresidente de la administración de George W. Bush, entre el 2001 y el 2009. 

Estuvo detrás de la política exterior tras el atentado del 11 de septiembre a las Torres Gemelas. Entre otras cosas se le adjudica haber estado a cargo de los programas de “interrogatorios” contra sospechosos de terrorismo, en la guerra contra Afganistán e Irak.  


💬Ver 0 comentarios