Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

P uerto Rico celebra. El puertorriqueño Johnny Lozada se coronó anoche como el gran ganador de la cuarta temporada de Mira quién baila en medio de sacrificios, con 15 libras menos y con la satisfacción de ayudar a la entidad Habitat de Puerto Rico, fundación que representó en la competencia de baile de la cadena Univisión.

“Mi logro es ayudar, aunque no voy a negar que en lo personal representa una alegría y satisfacción brutal, un orgullo. En verdad no me lo esperaba. La realidad veía las cosas difíciles, pero conté con mi pueblo. Lo más importante es el dinero que voy a recolectar para mi entidad Habitat de Puerto Rico. Amo el baile, pero no creo que me voy a convertir en el próximo bailarín”, expresó el exMenudo sobre su triunfo de anoche sobre los finalistas, Pedro Moreno y Marjorie de Sousa.

El actor cubano obtuvo el segundo lugar con un 28% de los votos, frente a un 53% para el animador de Despierta América. Mientras la actriz venezolana fue la tercera finalista. Al conocer el resultado, De Sousa intentó disimular su descontento, pero no pudo ya que se mostró desanimada.

El exMenudo afirmó que con su paso en la temporada comprobó “que la perseverancia siempre gana, cuando uno le mete el corazón y el alma hasta el cansancio y ahí están los resultados”.

Aprovechó el momento para dedicar la victoria a la audiencia local y exterior, a su familia por “dos meses de inestabilidad y de no poder cumplir con la rutina en el hogar”. Además proclamó que “amo a Puerto Rico”, mientras se colocó la bandera monoestrellada en su espalda.

Lozada no estuvo solo en la gala final, su familia lo acompañó en la victoria. Su madre Araceli (Doña Celita) Correa y sus tres hijos celebraron y le expresaron cuánto lo aman.

“Esta es la respuesta de tantas cosas que le hicieron, ¡ganó! ¡Lo amamos!”, indicó Doña Celita, quien dejó entrever que el exMenudo sufrió durante la competencia.

Mientras que sus tres hijos adolescentes, Natalia, Thalia y Jean Gabriel, afirmaron: “Papi es lo más grande de Caguas, Puerto Rico”.

La fundación que representó Lozada recibió un premio de $50,000 que el artista se comprometió a traer a la institución puertorriqueña. La compañía State Farm le otorgó un cheque adicional de $30 mil.

Sobre sus planes, el ganador reveló que lo próximo es descansar y bailar, pero desde Despierta América y no como un bailarín profesional.

Manny Manuel y Mane de la Parra, eliminados por Lozada se mostraron felices con el triunfo del boricua, el segundo en ganar la competencia. La primera puertorriqueña fue la actriz Adamari López en el2011.

“Puerto Rico está de fiesta. Mi país celebra”, declaró el Rey de Corazones.

Cabe destacar que el triunfo de Lozada era de esperarse, luego de demostrar su dominio y consistencia en la pista de baile durante toda la temporada.

La gala final inició con una coreografía de la juez del programa Bianca Marroquín acompañada de los finalistas y del resto de las estrellas que participaron, excepto Yolandita Monge que renunció por discrepancias con la producción al presentar un vídeo de su hija Noelia.

Como parte de su recuento, el programa recordó la salida abrupta de la cantante que junto a Manny Manuel y Lozada fueron la representación boricua de esta edición.

La final combinó las presentaciones artísticas con las coreografías de los finalistas, para poder distribuir las dos horas de transmisión televisiva. La cantante Graciela Beltrán regresó a la pista. Solo que esta vez lo hizo para cantar. Ella fue la segunda estrella eliminada de esta edición.

La primera finalista en bailar fue la venezolana que con su desempeño demostró las destrezas adquiridas a través de la competencia. Cabe recordar que De Sousa en la primera gala se desempeñó tímida, pero una vez adquirió confianza se adueñó de la pista de baile.

El segundo turno fue para el animador de Despierta América que interpretó un tango. Al igual que lo hizo en la temporada, Lozada ejecutó al pie de la letra todas las líneas y pasos del apasionado baile argentino.

Mientras que el cubano optó por el ritmo urbano con el que ya se había lucido en un gala anterior.

Los mexicanos Lupillo Rivera y Espinoza Paz estuvieron a cargo de la música regional con sus presentaciones respectivamente.

Por su parte, la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez retomó su carrera musical con el estreno del sencillo Pick up Your Game. Con su presentación logró recordar su etapa como bailarina, arte que domina.

Según expresó deseaba grabar un sencillo, luego de su participación en la serie de televisión Devious Maids y se lanzó “a ver qué pasa”.

Sánchez, además, bailó un tango con Lozada como parte de las coreografías denominadas “Las estrellas bailan con las estrellas”. Fue uno de los mejores bailes de la noche.

Mientras De Sousa seleccionó la clave salsera para su baile con Henry Santos, ganador de la tercera temporada de Mira quién baila, donde participó Maripily. La modelo asistió anoche a la gala final.

Otra de las boricuas que dijo presente fue Ednita Nazario quien abogó por el exMenudo. La diva ponceña interpretó en vivo el sencillo La más fuerte de su disco El corazón decide.

Por su parte, Vanessa de Roide, reina boricua de Nuestra Belleza Latina bailó una coreografía inspirada en la nueva película Frozen, de Disney.


💬Ver 0 comentarios