(semisquare-x3)
Kristhielee Caride . (GFR Media)

El Tribunal de Apelaciones confirmó el “no ha lugar” que emitió el Tribunal de Primera Instancia de Bayamón en su sentencia en la demanda radicada por la destituida reina de belleza Kristhielee Caride contra P.R. Crown Entertainment, empresa conformada por Luis Vigoreaux hijo, Desirée Lowry y su esposo, Roberto Cardona.

La nueva determinación tiene fecha del pasado 28 de septiembre tras casi dos años de controversia.

“En la apelación se habla de que ellos (los demandados) estaban solicitando un nuevo juicio pero el tribunal, básicamente, les dice que no cumplieron con los requisitos para levantar esa defensa”, explicó en entrevista con El Nuevo Día Jorge Sagardía, abogado de la parte demandada.

Sin embargo, Caride y su representante legal, el licenciado Ernie Cabán, tienen un término de 30 días para recurrir al Supremo.

“Ellos tienen dos opciones, o pedir una reconsideración al Apelativo o ir directo al Supremo. Si no van al Supremo se acaba el caso. Vamos a ir al Tribunal de Primera Instancia a exigir el pago. Obviamente tenemos que esperar el término que ellos tienen para ir al Supremo… El licenciado Cabán se comprometió a pagar los entrenamientos de Kristhielee frente al juez, en caso de que este no prevaleciera en la demanda, y eso está en récord”,  concluyó Sagardía.

La defensa de PR Crown Entertainment solicita -desde el 2016- el reembolso de $1,650.00 por concepto de talleres a Caride; $1,680.90 por concepto de las deposiciones tomadas a la exreina de belleza, a Abimael Ortiz, y al doctor Luis Ramos Vargas, y $90.00 por concepto de derechos arancelarios por contestación a demanda, para un total de $3,420.90.

De otra parte, Cabán aseguró que todavía no decide si continuará con el caso.

“Es un asunto que está por determinarse, si acudimos o no al Tribunal Supremo. No he podido leerlo (el documento), solo compartir impresiones con un compañero abogado de récord”, señaló Cabán.

De otra parte, Cabán añadió que “la parte demandada PR Crown dejó de existir al ellos perder la franquicia”.

Este diario se comunicó con Desirée Lowry y su esposo Roberto Cardona, pero no fue posible conseguir una reacción.


💬Ver 0 comentarios