J.K. Rowling despidió a su asistente personal por abuso de confianza (semisquare-x3)
J.K. Rowling despidió a su asistente personal por abuso de confianza. (EFE)

La escritora británica J.K. Rowling, autora de la saga del joven mago Harry Potter, ha presentado una demanda ante la Justicia escocesa contra su antigua asistente personal, por supuestamente haber usado su dinero para hacer compras que no estaban autorizadas.

Según informó una portavoz de Rowling, la demanda respondería al hecho de que la exempleada Amanda Donaldson quebrantó su contrato al usar los fondos de la escritora para comprar cosméticos y regalos por valor de $31,370.

Parte de estos fondos, de acuerdo con la denuncia presentada, la exempleada los habría cargado a una tarjeta de crédito del trabajo y el resto correspondería a productos comerciales sobre Harry Potter de los que se habría apropiado.

"Puedo confirmar que JK Rowling ha emprendido acciones legales contra su exasistente personal, Amanda Donaldson, después de su despido por una falta de conducta grave que involucra un abuso sustancial de confianza", dijo una portavoz de Rowling.

El caso se ha presentado ante la Corte del Sheriff de Airdrie, una localidad cercana a Glasgow, y está previsto que se tramite antes de finales de año.

Donaldson, que trabajó como asistente personal para la autora entre febrero de 2014 y abril de 2017, cuando fue despedida por conducta inapropiada, ha negado las acusaciones y ha dicho que Rowling "no sufrió ninguna pérdida y que no tiene derecho a daños y perjuicios" por su parte.

De acuerdo con la demanda, Donaldson gestionaba una tarjeta de crédito para abonar los gastos relacionados con su actividad profesional, cuyos recibos debía enviar una vez al mes al departamento de contabilidad.

Las sospechas saltaron en febrero del año pasado cuando se detectó un elevado volumen de gastos personales que no habían sido autorizados.

Entre ellos se incluyen $4,700 en la firma de cosméticos Molton Brown, $1,800 en la tienda de velas de lujo Jo Malone y más de $2,000 en cafeterías de la compañía Starbucks.

Además, la exasistente se habría apoderado de varios artículos de la saga de Harry Potter como una réplica del tren motorizado Hogwarts Express que tendría un valor de más de $601 y una edición de los libros "Harry Potter Tales of Beedle The Bard" valorada en casi $522.

De acuerdo con la querella, la extrabajadora también habría sustraído más de $10,060 en dinero en otras divisas, que estaría guardado en una caja fuerte.


💬Ver 0 comentarios