Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El juez de la Corte Superior, Marc Marmaro, firmó ayer la sentencia de divorcio después de que Katy Perry y Russell Brand proporcionaran toda la documentación con los detalles del acuerdo.

En virtud del denominado acuerdo, la cantante recupera su nombre de soltera, Katheryn Elizabeth Hudson, mientras que el presentador, que solicitó el divorcio el pasado 30 de diciembre aduciendo "diferencias irreconciliables", ha renunciado a parte de su fortuna, que se estima cercana a los $70 millones.

Sin embargo, su divorcio no será legalmente válido hasta el próximo 14 de julio ya que las leyes de California exigen que transcurra un plazo de seis meses desde la sentencia para que sea oficial.

En la documentación del caso, a la que ha tenido acceso RadarOnline.com, la pareja afirma que "han llegado a unos términos de mutuo acuerdo, en todos los aspectos, incluyendo, entre otros, lo referente a las propiedades que han sido asignadas a cada parte".

Durante sus catorce meses de matrimonio se cree que han adquirido cuatro propiedades en California, Nueva York y Londres con un valor estimado de unos $16 millones, además de compartir un gato llamado Krusty.


💬Ver 0 comentarios