Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Kim Kardashian, en una foto publicada en su Instagram, junto a su hijo Saint, espera la llegada de su tercer hijo.

Kim Kardashian y su esposo Kanye West cuentan los días para la llegada en los próximos días de su tercer hijo, aunque en esta ocasión la pareja de famosos recurrió al método del vientre subrogado. Su felicidad está a flor de piel. 

La socialité y el rapero querían tener otro hijo, pero ante los embarazos de alto riesgo que tuvo Kim durante la espera de sus dos primeros retoños, donde sufrió preclamsia, padecimiento que se caracteriza por la presión alta, la pareja optó por la gestación subrogada.

De acuerdo al sitio especializado en famosos 'Entertainment Tonight', el matrimonio pagó alrededor de $45,000 a la mujer que alquiló su vientre para el tercer hijo de la pareja West-Kardashian.

La estrella del reality "Keeping Up with the Kardashian's" y el rapero tiene dos hijos, la pequeña North de 4 años y Saint, de 2. 

Happy Holidays

Una publicación compartida por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Aunque no se ha dado a conocer la fecha exacta del nacimiento del nuevo integrante de la familia, tanto Kim como Kanye están en todo momento atentos a la mujer embarazada porque desean ya "poder llevarse a su bebé a casa".

La socialité tiene previsto dedicarse en cuerpo y alma a su tercer hijo desde el momento de su nacimiento, situación que no pudo disfrutar del todo con North y Saint debido a que tuvo que pasar períodos de reposo absoluto. 

"Kim se implicará por completo en los cuidados del pequeño (o pequeña) desde el principio. Está muy emocionada y deseando tenerle entre sus brazos", según reveló una fuente consultada por Entertainment Tonight.

Y justo para darle la bienvenida al bebé, la pareja recientemente estrenó mansión en Hidden Hills, California, donde la socialité

prohibió tener joyas como una medida de seguridad y tranquilidad para toda la familia. 

Si lote de gemas, valuadas en millones de dólares estarán resguardas en otro lugar y estará bajo estrictas de seguridad.

En octubre de 2016, Kim fue víctima de un robo a mano armada en un hotel de París en el que se llevaron lujosas joyas y desde entonces ha decidido guardarlas en un sitio seguro.  


💬Ver 0 comentarios