(horizontal-x3)
Kris Jenner "cuida" los intereses de su clan. (AP)

Kris Jenner, la matriarca del clan Kardashian-Jenner sí que sabe proteger a su  familia, al grado de obligar a las parejas de sus hijas e hijo a firmar un contrato de confidencialidad para evitar cualquier dolor de cabeza.

De acuerdo a The Sun, que cita a un informante cercano a Jenner, el contrato de 100 páginas que deben firmar los “interesados” explica lo qué pueden hacer y lo qué está prohibido durante el noviazgo. 

Una de las cosas que están prohibidas es hablar mal del clan Kardashian-Jenner.

"Es esencialmente un acuerdo de no divulgación...donde también destaca los derechos de autor de las fotos o vídeos tomados durante la relación con las integrantes del clan”, declaró la fuente al diario.

"Básicamente no pueden vender historias sobre la relación o hablar mal de ellas en público”, añadió la fuente.

De esa forma la socialité de 62 años cuida de los intereses de sus hijas: Kim,Khloé, Kylie, Kourtney, Kendall, así como de su único hijo varón Rob.

Así que los novios de las estrellas del reality “Keeping Up with the Kardashians” tienen que firmar el famoso contrato antes de la primera cita, de lo contrario no podrán acercarse a ellas.

Por su fuera poco "el contrato está acompañado por una carta manuscrita de Kris donde les informa a los ‘interesados’ que recurrirá a su equipo de abogados en caso de que rompan el acuerdo".

Tal vez eso explicaría por qué las exparejas de sus hijas se han mantenido en silencio tras terminar sus relaciones, como son los casos de Lamar Odom, Reggie Bush y Kris Humphries

El contrato también se extiende para su aparición en “Keeping Up with the Kardashians”, ya que si no lo han firmado, no pueden aparecer en el reality. 


💬Ver 0 comentarios