Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuando el famoso artista de 37 años conversa sobre su esposa sólo brotan palabras bonitas de sus labios. (vertical-x1)
Cuando el famoso artista de 37 años conversa sobre su esposa sólo brotan palabras bonitas de sus labios. (André Kang)

Mantener el amor intacto durante 20 años es posiblemente el reto más importante que han tenido que enfrentar el cantante Pedro Capó y su esposa Jessica Rodríguez, una enfermera que le cura hasta los dolores del alma.

Cuando el famoso artista de 37 años conversa sobre su esposa sólo brotan palabras bonitas de sus labios. Es evidente que se admiran, se desean y luchan por su amor.

No hay nada como un hombre guapo, talentoso, inteligente, buen esposo y mejor padre. La fórmula perfecta que aquí él revela.

“Jessica me da su amor todos los días, es comprensiva, me da espacio, me deja volar, me apapacha, me quiere, me honra ante mis hijos. ¿Qué más puedo pedir?”, expresó el cantautor con la emoción a flor de labios.

Su compañera, quien además de enfermera es fotógrafa, es la administradora del hogar de los Capó en Florida, se encarga de las cuentas a pagar y de los tres niños de la pareja.

“El secreto para una relación larga es la comunicación y el compromiso”, aseguró. Y les aconseja a quienes hoy disfrutarán el día sin un amor verdadero “que respiren, que se sumerjan en el sentimiento también, que lo sientan y lo padezcan, pero que pongan una fecha límite porque en algún momento hay que soltar el apego. Sobre todo el que tiene que ver con el dolor y la autoflagelación, y pa’ lante que más adelante vive gente”.

El intérprete de “Para ayudarte a reír”, tema que dedicó a su esposa, le cantaría a Jessica en una noche como la de hoy, “Vivo”, de su inspiración, y “Quiero poder amarte” del grupo reguetonero y chileno Gondwana.

A Pedro casi siempre le toca cantar a los enamorados durante estos días. No es para menos, con sus temas parecen delirar de amor las parejas, y esta no será la excepción. El guitarrista se prepara para el concierto que presentará el 24 de febrero en el Coliseo de Puerto Rico.

“Dejo a la familia en Florida y vengo para Puerto Rico a ensayar todo lo que vamos a hacer en escena. Pero nosotros celebramos el Día del Amor todos los días. Cuando estoy en casa les doy cariño, nos agradecemos ser parte de la vida de cada cual y nos queremos muchísimo”, sostuvo el nieto del fenecido compositor y cantante Bobby Capó.

Con motivo del Día del Amor y la Amistad, se le preguntó al cantautor su definición de una noche romántica perfecta, a lo que respondió que los niños se vayan a la cama a dormir temprano. “Quizá también sería salir a algún lado, aunque no es necesario cambiar de escenario. No debía faltar un vino rico y comida sabrosa que te estimule las endorfinas, luego un postre delicioso y conversar. Es muy importante escucharnos, y dormir acurrucaditos”.

No dio detalles del vino, pero al preguntarle cuáles son los platos que lo enamoran contestó -con una sonrisa- la pasta italiana amatriciana y el Vindaloo de cordero, proveniente de India. “Me encanta la comida india, me gustan los sabores fuertes, aromáticos. Me gusta comerla especialmente cuando siento que me va a dar un catarro porque me abre todas las vías respiratorias. Es picante y tiene mucho vinagre, muy rico y suculento”.

Sin embargo, nada compara con la comida de su madre, María Sosa, el otro gran amor de su vida.

“El arroz blanco con tocino que me hace mami es la cosa más rica del universo. Los nenes están creciendo como Dios manda: con arroz y habichuelas. Mi mamá lleva 4 años viviendo en casa, desde que murió mi abuela y le dije que se viniera para la Florida con nosotros. Ella es parte esencial de nuestra tribu”.

Sin inhibiciones

Pedro luce el cabello pintado de blanco como lo usaba cuando tocaba en bandas de rock a principios de su carrera, pero afirma que no piensa cambiarlo a otros colores.

“Lo hice porque este año pasado fue una catarsis para mí. El 2017 fue intenso y esto es como un renacimiento en mi vida”, sentenció el guitarrista.

Como parte de su cambio de imagen, Pedro le ha dedicado tiempo y disciplina a esculpir su cuerpo. “Me apasiona el trabajo físico y estético que hace que crezca y se le defina el músculo trabajando con mis entrenadores personales. Se ha vuelto una terapia para mí”.

Sin embargo, el creador de la fragancia Libre, no se priva de comer lo que le gusta. “Suelto todo tipo de disciplina y me sumerjo en los platos típicos tan ricos, en los postres, los pasteles, el arroz con gandules y la gandinga. No soy místico para la comida pero cuando estoy en régimen me enfoco muchísimo, hago de 5 a 6 comidas al día cada dos o tres horas al día. Contando calorías, ejercitándome, tomando mucha agua, y limitando ciertos carbohidratos después de cierta hora. Así voy afinando el cuerpo y dándole una simetría bonita”.

“Fui gordito y siempre estoy pendiente al peso porque tengo esa inseguridad metida en lo más profundo de mi cerebro. Estaba flaquito pero ahora me decidí a engordar saludablemente, echar músculo, en piernas y brazos y a levantar pesas intercalándolas con ejercicios cardiovasculares. Soy muy comelón y tengo que colocar esas calorías en algún lado. Mi nene mayor es rellenito y esa es la edad en que yo también lo fui. Es la genética, pero él siempre está más contento que el cará, y me gusta que no tenga esos rollos en la cabeza”.

El cantautor -libre de prejuicios- recordó cuando se paseó en ropa interior en la Milla de Oro, en Hato Rey, para grabar un video.

“Fue una loquera mía. Todo surge porque ya habíamos grabado un vídeo para la canción ‘Libre’ y no funcionó. Teníamos que hacerlo a toda carrera y soltarlo ya. La única opción con el presupuesto que teníamos era montarnos en un carretón e ir por la Milla de Oro tocando la canción y me di cuenta que le faltaba algo que representara la libertad, y decidí ponerme los calzoncillos de esos Grana blanquitos con las medias hasta arriba. Luego lo compartí en el show porque se volvió viral en las redes. Fue un momento de humor más que la intención de ser sexy”, concluyó Capó, cuyo proyecto más reciente es la película “Sol de Medianoche”, producción cinematográfica completamente puertorriqueña que recién estrenó en los cines locales. En esta cinta, realiza un doble papel, junto a un elenco de primera fila.


💬Ver 0 comentarios