En la foto el actor Gerard Butler (semisquare-x3)
En la foto el actor Gerard Butler. Instagram: @gerardbutler

Los Ángeles— Las celebridades cuyos hogares ubicados en la costa del sur de California se han dañado o han quedado destruidos por un incendio forestal, o que se vieron obligadas a desalojar por las llamas, expresaron su agradecimiento ayer, domingo, hacia los bomberos y difundieron imágenes de los daños.

“Regresé a mi casa de Malibú después de desalojar”, escribió el actor Gerard Butler en Instagram junto a una fotografía que mostraba una estructura quemada y un automóvil quemado. “Es un momento muy triste en California. Estoy inspirado como nunca por el valor, el espíritu y el sacrificio de los bomberos”.

“Desapareció la mitad”, dijo el actor de la cinta “300” en un vídeo que mostraba brasas, cenizas y lo que quedó de su casa.

El hogar de Robin Thicke, también en Malibú, se quemó por completo, de acuerdo con su representante.

El cantante de 41 años dijo en Instagram que él, su novia y sus dos hijos estaban “a salvo y rodeados de amigos y familiares”, y agradecidos con los bomberos.

“Mientras conducíamos para ponernos a salvo, ellos arriesgaron sus vidas tratando de salvar nuestro hogar”, señaló Thicke.

Camille Grammer Meyer, del programa televisivo “The Real Housewives of Beverly Hills”, también perdió su casa en Malibú el sábado por la noche, señaló su publicista Howard Bragman en un correo electrónico enviado a The Associated Press.

“Tristemente mi casa no pudo ser salvada”, escribió Meyer, exesposa del actor Kelsey Grammer, en una publicación de Instagram donde se veía una enorme estructura envuelta en llamas.

Caitlyn Jenner estuvo entre las afortunadas que se enteraron el domingo que su casa se había salvado.

“¡Hurra! ¡Nuestra casa sobrevivió!”, afirmó Jenner en un video de Instagram y luego mostró el ennegrecido paisaje que rodeaba la vivienda.

“Fue devastador aquí en Malibú”, dijo Jenner. “Las colinas están completamente quemadas. Freídas por decir lo menos... Somos muy, muy afortunados”.

Muchas otras celebridades, incluidos Orlando Bloom, Alyssa Milano, Lady Gaga, el actor del programa “The Office” Rainn Wilson y la diseñadora de modas Donna Karan, estaban entre las personas que se vieron obligados a desalojar.

Algunos sabían que sus casas estaban a salvo, por ahora, y aguardaban una oportunidad para regresar. Otros no sabían nada, publicaron fotografías con columnas de humo y dijeron que sus casas estaban en algún lugar de ahí.

El incendio forestal en el sur de California ha provocado dos muertes y ha destruido por lo menos 177 casas. Mientras, la cifra de fallecidos en todo California ascendió a 31 y posiblemente aumentará. 

Las llamas comenzaron el jueves por la noche y avanzaron hacia Malibú y el Océano Pacífico, forzando desalojos en Malibú, Calabasas, Agoura Hills y otras zonas aledañas.

La actriz Julie Bowen de “Modern Family” le dijo a la AP en un evento de caridad en Culver City que todas las personas afectadas por las llamas merecen solidaridad, no sólo las celebridades.

Miley Cyrus afirmó que su "casa ya no está en pie" pero "las memorias compartidas con familia y amigos permanecen fuertes".

"Soy una de las afortunadas. Mis animales y el AMOR DE MI VIDA están a salvo y eso es lo único que importa ahora mismo", dijo la actriz y cantante de 25 años en su cuenta de Twitter.

Asimismo, EFE informó que la leyenda del rock Neil Young indicó en su portal de noticias que también "perdió" su casa por el fuego.

"California es un paraíso para todos nosotros. Un regalo. Estamos tristes de no ser capaces de defenderla frente a la ira de la Madre Naturaleza", aseguró el conocido autor de "Rockin in the free world", de 73 años.


💬Ver 0 comentarios