(horizontal-x3)
La cantante británica Dua Lipa confirmó que desfilará en la alfombra roja con una rosa blanca. (EFE)

Aunque la industria de la música no se ha visto sacudida por los escándalos sexuales como Hollywood, los movimientos antiacoso como Time’s Up y Me too estarán presentes en la entrega de los Grammy 2018, que se realizará el próximo domingo en Nueva York, donde se les ha pedido a los famosos asistir con una rosa blanca.

Entre los artistas que ya han confirmado que llevará una rosa blanca está la cantante Rapsody, quien es la única artista femenina con nominaciones a Mejor Disco Rap y Mejor Canción Rap. 

También apoyan la iniciativa Dua Lipa y Halsey, quien leyó un emotivo poema detallando un abuso sexual en la Marcha de las Mujeres en Nueva York el sábado pasado. Próximamente se conocerían más nombres de participantes, según destacaron los organizadores del premio.

La industria musical quiere demostrar de esa forma su solidaridad con los movimientos que ofrecen apoyo legal a las mujeres que se han atrevido a denunciar el acoso y el abuso sexual y de poder de las que han sido víctimas, luego de que se desataran acusaciones principalmente contra productores, directores y actores de Hollywood.  

Y es que los directivos del evento más importante de la industria musical no querían quedarse atrás en ofrecer su apoyo, tal como sucedió en la pasada entrega de los Golden Globes, donde la mayoría de las estrellas vistieron de negro y portaron prendedores de Time's Up.

La idea surgió de Meg Harkins, vicepresidenta de mercadotecnia en Roc Nation y una de las personas detrás del impulso a Time's Up en la entrega de premios de la Academia de la Grabación.

“No hemos tenido el tsunami que han tenido los políticos y Hollywood, pero seguimos siendo mujeres", explicó Harkins.

“Me gustaría ver a hombres y mujeres con rosas blancas y me gustaría que hombres y mujeres pronuncien discursos profundos en los Grammy", desatacó. 

Para Harkins era importante que la industria musical hiciera público el apoyo, por eso, tras los Golden Globes conversó con la ejecutiva de Interscope/Geffen/A&M Karen Rait sobre lo que podría hacerse en los Grammy.

“Todos estuvimos de acuerdo en que era realmente necesario. Todos hemos sentido el cambio político y cultural en los últimos meses”, precisó la ejecutiva.

“Elegimos la rosa blanca porque históricamente significa esperanza, paz, compasión y resistencia”, explican en un mail que enviaron a los invitados a los Grammy. "Por favor déjennos saber que podemos agregar su nombre a la lista de partidarios. El mundo está escuchando”, agrega el escrito.

En cuestión de horas había cientos de personas que habían confirmado, dijo Harkins. La medida fue apoyada por los directores de Atlantic Records, Julie Greenwald y Craig Kallman. Greenwald envió la misiva a su personal, confirmó un representante del sello.

“No solo han exhortado a sus artistas a firmar, sino también a sus empleados”, dijo Harkins.

La rosa blanca se eligió en parte porque es algo que podía hacerse rápido, y porque el color ha sido usado por mucho tiempo como parte del movimiento sufragista femenino. Hillary Clinton vistió de blanco cuando aceptó la nominación demócrata para la contienda presidencial en 2016.

“No solo es una pista visual para sentirse empoderada; se trata de hecho de dar dinero a las mujeres que necesitan ayuda”, dijo Harkins.

Time's Up no solo busca de crear conciencia sobre la violencia sexual, sino también proporcionar dinero para un fondo de defensa legal para personas en todas las industria que luchan contra este tipo de conducta inapropiada. Hasta ahora se han recaudado unos $15 millones.

El empresario musical Russell Simmons quizá ha sido hasta ahora la figura más prominente acusada de violencia sexual. El exdirector del sello Epic, L.A. Reid, también ha enfrentado denuncias, pero en comparación con el cine, la televisión o incluso la política, los escándalos han sido relativamente pocos en la música, lo que ha hecho que muchos se pregunten cuándo llegará el debate a esta industria.

"Es una pregunta legítima. No sé la respuesta”, dijo Harkins. Aunque agregó: “Si sucede y cuando suceda, queremos ser súper proactivos. ... Estamos pronunciándonos con fuerza antes de una crisis, para poder evitar una crisis”. 

Los escándalos sexuales en la industria cinematográfica comenzaron a salir a la luz desde octubre pasado cuando decenas de mujeres rompieron el silencio y denunciaron al productor Harvey Weinstein de acoso y abuso sexual. 

Esas denuncias sirvieron para que mujeres de otros ámbitos, como el deportivo, también alzaran la voz y denunciaran a sus agresores.


💬Ver 0 comentarios