Rose McGowan desmiente críticas a #Me too (semisquare-x3)
Rose McGowan es una de las primeras actrices que alzaron la mano en #Me too. (AP)

La actriz Rose McGowan arremetió contra Sunday Times Magazine del Reino Unido por asegurar que ella criticó el movimiento #Me too, al que presuntamente calificó de ser "una porquería", pero la actriz aclara que ella se refería a Time's Up.

Y es que la publicación británica destacó que la estadounidense calificó de "una porquería" al movimiento #Me too

De acuerdo a esa entrevista, publicada el fin de semana, McGowan declaró: "Es una porquería" y dijo que no siente el apoyo de otras mujeres ni miembros de la industria del cine. 

"Solo creo que son porquerías. No son campeonas, creo que son unas perdedoras. No me caen bien", confesó, añadiendo que la campaña "Es una mentira. Es una mentira para hacer que se sientan mejor. Conozco a estas personas, y solo piensan en dar buena imagen. Si se les ve bien en la superficie, para ellos basta", de acuerdo a las declaraciones retomadas por el diario El Mercurio.

Sin embargo, el lunes McGowan desmintió sus dichos en el Sunday Times aclarando que los comentarios hechos habían sido "erróneos".

"Nunca dije que #MeToo es una mentira. Nunca", escribió en un tuit. "Estaba hablando de Hollywood y Time's Up, no de #MeToo. Estoy tan cansada de las tormentas erróneas. #MeToo es sobre sobrevivientes y sus experiencias, que no se pueden quitar".

Luego publicó dos declaraciones con vídeo donde dice que #MeToo es "importante".

"Solo estoy aquí para decir que #MeToo es importante, es honesto y es nuestra experiencia. No es una mentira", dijo en cámara. "Por alguna razón, hay personas en los medios de comunicación que intentarán abatirlo, pero digo que se mantengan firmes. Una vez más, es simplemente nuestra experiencia compartida. Eso es lo que #MeToo es y es hermoso. Como somos nosotros", cerró.

Posteriormente la revista británica publicó una aclaración en su cuenta de Twitter, para explicar la confusión por las declaraciones de la actriz.

Desde que en octubre del año pasado salieron a la luz las denuncias de acoso y abuso sexual en contra el cineasta Harvey Weinstein, McGowan se alzó como una de las caras más visibles del movimiento #MeToo desde que reveló haber sido violentada por el cineasta.

En la entrevista a  Sunday Times Magazine, la exprotagonista de la serie "Charmed" arremetió contra las personas cercanas a Weinstein que declararon que nunca estuvieron enteradas de los abusos y acoso sexual que ejercía el cineasta.

Apuntó sus dardos a Meryl Streep, afirmando que era "literalmente imposible" que la oscarizada actriz no supiera de los comportamientos de Weinstein antes de que las denuncias se hicieran públicas. Lo mismo dijo de Hillary Clinton, a quien el exdueño de The Weinstein Company apoyó en su candidatura presidencial.

"Me gustaría recuperar mis años de apoyo (si pudiera)", dijo McGowan sobre Clinton. "Incluso contra Obama, la apoyé".

Rose McGowan también sostuvo que no creía que Georgina Chapman, esposa de Harvey Weinstein, tampoco supiera de los comportamientos de su exmarido, subrayando en que la revista Vogue debería estar "avergonzada" de imprimir números con los diseños de la modista.


💬Ver 0 comentarios