(semisquare-x3)
La actriz mexicana Kate del Castillo lloró durante su primera conferencia de prensa en México luego de permanecer tres años fuera. (AP)

Luego de tres años de no regresar a México, la actriz Kate del Castillo dio la cara a los medios de comunicación en su propio país en una conferencia de prensa para explicar las razones por las que decidió volver hasta ahora, luego de su polémica reunión con el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, ocurrida en el 2015.

"Estoy nerviosa y muy emocionada por estar aquí, se me salen las lágrimas de la emoción", dijo evidentemente conmovida la actriz de 46 años.

En primer lugar, la protagonista de "La Reina del Sur" dijo que no se atrevió a regresar antes porque no confiaba en el gobierno anterior encabezado por Enrique Peña Nieto (2012-2018), a quien acusó de emprender una campaña en su contra.

"No confiamos en el gobierno de Enrique Peña Nieto”, aseguró la artista.

Una vez que pisó suelo mexicano, dijo que por la misma persecución de la que fue víctima, le exige al gobierno federal una indemnización de $60 millones para resarcir el daño a su persona.

La actriz responsabilizó a Peña Nieto de dañar su imagen y su carrera artística, a través de las acciones emprendidas por la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

"Vulneró mi derecho de defensa al llamarme como testigo, cuando en realidad estaba siendo investigada, lo que me impidió mostrar una postura, presentar pruebas o tener un abogado", comentó la protagonista de "La Reina del Sur". 

Kate recordó ante los medios mexicanos que presentó una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra quien resulte responsable de la persecución en su contra.

Su segunda razón, según comentó, es que volvió a México porque no tiene ningún proceso en su contra. 

Incluso dijo que ella siempre ha sido inocente de todos los señalamientos de los que fue objeto durante el gobierno de Peña Nieto y que no promovió ningún amparo para poder transitar libremente por su país.

Además, explicó que estaba deseosa de pasar las fiestas navideñas con sus padres y hermana, la periodista Verónica del Castillo.

Y es que fueron casi tres años de que la artista tuvo que permanecer en Estados Unidos, porque temía regresar a su país y ser detenida por las "falsas acusaciones" que se dieron en su contra. 

Sus problemas surgieron de su encuentro con el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, por lo que se tuvo que autoexiliar en Estados Unidos y cortó casi todo contacto con las personas allegadas en México.

Dice que para ella no fue nada fácil vivir en esas condiciones, pero que no tiene nada de qué avergonzarse. 

A palabras de Del Castillo, la reunión que sostuvo con "El Chapo" y en la que participó el actor Sean Penn, fue para hablar sobre los derechos para hacer una serie o película del capo mexicano, pero el gobierno la señaló de varios delitos, entre ellos lavado de dinero, algo que le trajo muchos problemas y cancelación de contratos a nivel  profesional.

Pero ahora que México cambió recientemente de gobernante, Kate decidió regresar a su patria. El nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien tomó posesión el pasado 1 de diciembre, le ha mostrado su apoyo. 

"Con este nuevo gobierno no sé, vengo llegando. Estoy con toda la emoción que tengo por  las buenas intenciones que ha tenido el presidente (López Obrador) hacia mi persona. Estoy muy ilusionada y emocionada. Tengo mucha esperanza. Al final aquí estoy frente a ustedes", expresó la artista. 

El apoyo que recibió de López Obrador lo dijo él mismo en una entrevista con el programa "El Gordo y la Flaca" de la cadena hispana Univision.

"Nosotros vamos a defender a todas la mexicanas y a todos los mexicanos, ante todas las circunstancias. El gobierno de México va a proteger a nuestros compatriotas, y en este caso de Kate del Castillo y otros asuntos. Siempre vamos a proteger a los ciudadanos siempre", declaró el mandatario mexicano.

La protagonista de "Ingobernable" también arremetió en su primera conferencia en México contra el actor estadounidense Sean Penn, a quien acusó de traidor. 

Sin titubeos, la actriz dijo que Penn ayudó a las autoridades a capturar a "El Chapo" Guzmán.

"Sean Penn se portó muy mal porque no me protegió y además arriesgó mi vida, le daría una patada en sus partes íntimas, sin duda”, indicó. 

Del Castillo y Penn se reunieron con el narco mexicano en octubre del 2015. 

El narco mexicano fue capturado a principios de enero del 2016 y a la par, la revista Rolling Stone publicó la entrevista que Penn le hizo a "El Chapo".

Esto dio pie a especulaciones de la presunta complicidad de actor para atrapar al narcotraficante mexicano, que se había escapado por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad.

El líder del cártel de Sinaloa fue extraditado a Estados Unidos en enero del 2017.

"El Chapo" actualmente enfrenta un juicio en una corte de Nueva York, acusado de delitos de narcotráfico. 


💬Ver 0 comentarios