El merenguero nos lleva hasta su adorado Orocovis para mostrarnos sus lugares favoritos, y nos abre las puertas de su casa y del corazón sobre los momentos que le cambiaron la vida

Orocovis - Ser orocoveño ha sido uno de los grandes orgullos del cantante Manny Manuel, pero qué les parece que al visitar ese pueblo junto al artista, descubrimos que Cruz Manuel Hernández Santiago (nombre de pila) nació en Villalba y no en el “corazón de Puerto Rico”, solo por causas territoriales.

De esta manera iniciamos el recorrido que hicimos junto al “Rey de corazones”, que comenzó en la antigua Plaza de Orocovis y terminó en la casa de su madre, Lucy Santiago.

En esta edición de la serie “Aquí vengo yo” presentamos la vida de esta estrella de la música que ha llevado el nombre de Puerto Rico a escenarios tan lejanos como España, donde por años fue aclamado por sus merengues, baladas y boleros.

De una manera más íntima, también recorremos su vida desde la inocencia de un niño de campo que soñaba con cantar, su familia como sosten ante una vida de grandes éxitos como de adversidades, pérdidas irrecuperables, y su lucha por seguir creciendo.  

“En esta casa nací yo con la asistencia de una partera del barrio Pilá, doña Adela. Estamos a 45 minutos del pueblo de Villalba y a 35 de Orocovis y de Barranquitas. En aquellos tiempos las mujeres parían sus hijos en la casa porque era más factible que tener que arrancar por esas curvas para arriba cuando le dieran los dolores de parto”, narró el artista, quien estaba en compañía de dos de sus seres más amados, su madre y su sobrino Héctor Collazo, creador del arte de las banderas de todos los pueblos, “Hécto PR”.

Manuel estaba feliz de mostrarle al país la casa donde se crió, soñó con ser artista, hasta que se hizo todo un hombre famoso.

“Aquí nací un primero de diciembre del año 1972 a las 10:30 a.m. Ya se sentían los aires de la Navidad, de las fiestas, una de mis hermanas, Ivette Hernández, también nació aquí un 8 de diciembre. Yo tenía 9 o 10 años y recuerdo que tan pronto salió la muchacha de la barriga de mi mamá le cortaron el cordón umbilical y la sacaron a la sala a bailar porque aquí había una parranda”.

La nostalgia de su niñez y el folclor de la montaña están vivas en su memoria.

En esa casa llena de luz y un paisaje que hipnotiza siempre hubo música. La mayoría de sus tíos y primos utuadeños tocan instrumentos.

Sus inicios

Además de la música por parte de la familia, recuerda que desde que cursaba la escuela José Rojas Cortés en Orocovis, Cruz Manuel Hernández comenzó a dar indicios de que sería artista.

Los que le conocen desde niño son testigos de que participaba en toda actividad escolar donde se destacara la música. Aprovechando así todo lo aprendido con sus tíos maternos que eran músicos y le enseñaronla música típica.

Su primera oportunidad fue en una agrupación musical de jóvenes con un grupo de su pueblo conocido como Tempo Merenguero.

Más adelante, fue reclutado por la agrupación que en ese entonces encabezaba el dúo de merengueras Mayra y Celinés. Junto a ellas se destacó como solista y bailarín de la orquesta.

Salta a la industria

El éxito llegó cuando se unió a la orquesta de Los Sabrosos del Merengue donde de inmediato alcanzó la aprobación del público por su inconfundible tono de voz y carisma.

La voz de Manny se convirtió en una de las estrellas del sello MP.

En junio de 1994, Manny pone fin a su trabajo con Los Sabrosos del Merengue y el 11 de octubre de ese mismo año inicia su propia historia musical como solista con una grabación titulada “Rey de corazones”, distribuida por Merengazzo Records, que en cuestión de semanas como solista hizo historia con un Disco de Platino.

Antes de concluir el videorreportaje, desde lo alto de Orocovis -donde se aprecian las imponentes montañas del centro de la isla, el eterno “Rey de corazones” concluirá la construcción del “Castillo” que su abuelo le heredó. 

“Aquí viviré por siempre rodeado de mis seres amados, mi familia… porque de aquí vengo yo”.


💬Ver 0 comentarios