Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Al cuestionarle si el futuro del Casals está en riesgo, Valdés dijo que necesita más apoyo, sobre todo del sector privado. (Luis Alcalá del Olmo)

Hace poco más de una década, el maestro Maximiano Valdés se estrenó como director artístico del Festival Casals con la compleja Sinfonía Núm. 3, de Gustav Mahler. Era la primera ocasión que dirigía a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico en tan extensa obra y ejecutarla conllevó un gran reto. En ese entonces, la principal orquesta del país ensayaba en un salón ubicado en el último piso del Centro de Bellas Artes de Santurce, que, como bien recordó el maestro, no tenía las condiciones mínimas para hacer esta música.


💬Ver 0 comentarios