Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El compromiso de Antonio Barasorda con los estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico trascendía el tiempo del salón. (horizontal-x3)
El compromiso de Antonio Barasorda con los estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico trascendía el tiempo del salón. (GFR Media)

El Conservatorio de Música de Puerto Rico amaneció ayer de luto tras la muerte del maestro y tenor puertorriqueño Antonio Barasorda, quien falleció este lunes de un infarto masivo.

Pedro Segarra Sisamone, rector de la institución, no salía de su asombro ante la inesperada partida del artista de 72 años, quien era el director del Taller de Ópera de esta institución académica, y quien gozó de una trayectoria de renombre internacional.

Hace como nueve días lo vi y se veía bien entusiasmado y siempre enfocado en los proyectos con los estudiantes. ¡Estaba tan lleno de vida!”, lamentó Segarra Sisamone, quien elogió la dedicación y compromiso de Barasorda con los y las estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico, de cuya facultad formó parte desde el 2009.

La devoción que los estudiantes le guardan al maestro Barasorda es realmente impresionante. No solamente por la capacidad de mentor, sino en lo que hacía por ellos fuera de horas de clases. Es decir, con trabajos y con proyectos fuera de la institución. Él encaminaba a sus estudiantes y los recomendaba de buena lid. Había una continuación del proyecto educativo que no se limitaba a las paredes del salón”, manifestó el rector de la institución.

Agregó que como maestro, Barasorda fue emprendedor, un hombre con visión, que llegaba con los proyectos listos para ejecutarlos. Su gran trayectoria internacional -cantó en los grandes teatros de ópera de Madrid, Canadá, Francia y Estados Unidos, incluyendo el Metropolitan House de Nueva York- también fue de gran valor para los alumnos y alumnas de la universidad que vieron en él una figura a seguir.

“El haber tenido a una persona que estuvo tan activa, no solamente en el mundo académico sino en el mundo de la música como profesión, le brindó a los estudiantes una perspectiva valiosa de que de esto se puede vivir. Y su vida, su trayectoria, es una prueba fehaciente de que hay vida en la música”, expresó Segarra Sisamone.

El rector, en tanto, recordó que Antonio Barasorda fue un férreo defensor del Conservatorio de Música de Puerto Rico, sobre todo, de sus estudiantes. En agosto de 2017, por ejemplo, se unió a sus pupilos en la manifestación “Yo abrazo al Conservatorio de Música de Puerto Rico”, para rechazar cualquier agenda política contra la institución.

“Estamos hablando de una figura pro estudiante, y voy más allá, me consta que se preocupaba por el bienestar de los estudiantes a niveles de informar ‘tengo este estudiante que está teniendo problemas y no tiene dinero para alimentarse’ o ‘tengo este estudiante que sé que lo está pasando difícil por una situación familiar’. O sea, que más allá de su trabajo magisterial, él tenía un trabajo de servicio al prójimo que realmente era una especie de ministerio con sus estudiantes”, agregó Segarra Sisamone, toda vez que dijo que Barasorda deja un gran vacío en la comunidad universitaria.

“Es una figura muy difícil de sustituir, muy difícil”, puntualizó.

El rector expresó que el tenor puertorriqueño, fundador de la compañía Teatro de la Ópera, fue una “columna incuestionable de nuestro proyecto educativo”. y que su trayectoria y calidad artística lo hacen trascender la denominación convencional de “gran artista”.

“Su trabajo y pasión como mentor lo colocan en una categoría sui generis como un creyente -una especie de inversionista abnegado- no solamente del arte y de la música, sino también del talento joven puertorriqueño”, finalizó.

Acto de recordación

La facultad, los estudiantes y amigos del Conservatorio de Música de Puerto Rico rendirán tributo este jueves al maestro Antonio Barasorda con un acto de recordación de cuerpo presente, el cual se llevará a cabo a partir de las 3:00 p.m., en la Sala Jesús María Sanromá del Teatro Bertita y Guillermo L. Martínez de la institución. Familiares del cantante, así como colegas y sus queridos estudiantes compartirán palabras con los asistentes y habrá una guardia de honor. La actividad estará abierta al público general.

“Los alumnos, facultad y el personal administrativo del Conservatorio nos solidarizamos con la pena que abruma a su familia, amigos y alumnos y expresamos nuestro más profundo agradecimiento al maestro Barasorda por su infatigable servicio e indeleble aportación al Conservatorio de Música y a Puerto Rico. Reciba la familia Barasorda-Sangüesa, fortaleza, paz y consuelo en el genuino y caluroso abrazo fraternal que esta comunidad académica le extiende”, expresó el rector.

Adelantó que en el mes de agosto los estudiantes de Barasorda celebrarán en la institución un gran homenaje musical para celebrar su vida y su legado. “Ha habido un movimiento concertado de la necesidad de hacer un homenaje con todas las de la ley como se merecía el maestro”, comunicó Segarra Sisamone.


💬Ver 0 comentarios