Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Al remontarse a su infancia, Concha Buika reafirma que pocas cosas le parecen difícil. Para esa época, luego de que sus padres se exiliaron de Guinea Ecuatorial, la cantante creció en un barrio español de Palma de Mallorca. Allí dice haber crecido sin muchos amigos por pertenecer a la única familia de raza negra de la región.

Pero eso le permitió desarrollar un amor por la independencia e, irónicamente, hallar un sentido de unión a través de la música.

Así se ha consagrado como una respetada artista de la Madre Patria que, hoy día, escribe un poemario, promociona un disco y el filme que hizo junto a Pedro Almodóvar, produce otro álbum y prepara una gira por Norteamérica, que incluye una presentación el 18 de noviembre en el Centro de Bellas Artes de Caguas.

“A Puerto Rico lo conozco a nivel de cariño, pero todavía no le he cantado. He visitado Culebra, donde te puedes abandonar y tengo a mi amiga Clarita. Allí me coge y me enseña el paraíso”, menciona.

La cantante prefiere no ofrecer detalles de su concierto en la Isla, ya que “la esperanza es para los que esperan y yo soy de reacciones. Es mejor que nadie espere nada de nadie”.

Pero sí adelantó que cantará temas del disco “El último trago”, a través del que le rinde tributo a la cantante Chavela Vargas, con quien tuvo una desilusión artística.

“¡Me echó! Me tiro a los perros para que me mordieran el cul... Tenemos la misma ‘manager’ y ella pensó que (Chavela) no aguantaría sola dos horas de concierto por su edad (91 años). Me impresioné al verla, pues mi mamá echaba lágrimas cuando escuchaba su música. Abrí la boca, pero canté desde el miedo. Como a las musas no se les engaña, me dijo: ‘Usted no está preparada’... Ahora me llama ‘mi hija, la negrita’... Es que le da rabia si piensan que está cansada”, sostuvo.

Admiración es lo que Pedro Almodóvar también siente por Buika y, por tal motivo, la quiso en su nuevo filme, ‘La piel que habito’.

“Como no soy actriz, pensé: ‘Esto es un caos’. Esa gente tiene luz en la cabeza. Lo disfruté y me la pasé bailando con Antonio Banderas”, mencionó previo a aceptar que, a raíz de las experiencias de su infancia, “soy muy tímida”

A pesar de su personalidad introvertida, la vocalista no descarta la posibilidad de seguir actuando, porque “soy soldado”.

En torno al poemario que escribe, destaca que abundarán piezas literarias sobre la culpa, pues “es fea y no sirve”.

Y, aunque no le gusta hablar del futuro, adelantó que su nuevo álbum, que espera lanzar en marzo del año entrante, será una propuesta de música electrónica en la que le gustaría colaborar con Calle 13 y el grupo PVC.


💬Ver 0 comentarios