Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El tenor se destacó tanto en Europa como en América, donde ganó las Audiciones del Consejo Nacional, distrito de Puerto Rico, de la Metropolitan Opera de Nueva York. En Puerto Rico tuvo a su cargo múltiples roles, con los que siempre conquistó al público (vertical-x1)
El tenor se destacó tanto en Europa como en América, donde ganó las Audiciones del Consejo Nacional, distrito de Puerto Rico, de la Metropolitan Opera de Nueva York. En Puerto Rico tuvo a su cargo múltiples roles, con los que siempre conquistó al público.

El tenor puertorriqueño Edgardo Zayas, quien logró reconocimiento internacional por su talento interpretativo, falleció el miércoles en Alemania, donde residía.

Su sobrino, Javier Costas, informó vía telefónica que el cantante de 52 años murió de un paro cardiaco. Zayas, quien fue discípulo de la profesora María Esther Robles en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, nació en Ponce, donde se crió en el residencial Doctor Pila.

En la década del noventa, Zayas ganó mediante audiciones la oportunidad de cantar el papel principal en La Finta Giardiniera de Mozart en Viena. También cantó el rol de Alfredo en cinco funciones de La Traviata en el Festival de Bregenz, Austria, por lo cual recibió magnificas críticas.

Desde ese momento, el tenor se destacó tanto en Europa como en América, donde ganó las Audiciones del Consejo Nacional, distrito de Puerto Rico, de la Metropolitan Opera de Nueva York. En Puerto Rico tuvo a su cargo múltiples roles, con los que siempre conquistó al público.

“Zayita le dio la vuelta al mundo y puso en alto la bandera de Puerto Rico. Llegó a ganar un sinfín de premios internacionales, pero nunca perdió su humildad. Siempre que cantaba con mucho orgullo decía que era de Ponce, del residencial Doctor Pila”, expresó Javier Costas.

Agregó que su tío se caracterizó por ser una persona sencilla, dadivosa y humilde quien, a pesar de lograr fama internacional, nunca olvidó sus raíces.

Costas informó que el cuerpo de su tío será cremado en Alemania y sus cenizas traídas a Puerto Rico, donde más adelante se celebrará una ceremonia en su honor.

“Pienso hacer un encuentro en Ponce con sus amigos de la ópera en Puerto Rico, como Hilda Ramos y Carlos Conde, quienes lo admiraron y lo quisieron mucho”, dijo Costas, toda vez que agradeció a estos cantantes y otros por todo lo que han hecho por la familia en este momento tan difícil. 


💬Ver 0 comentarios