Francisco Céspedes se presentará en Puerto Rico el 17 de febrero en el hotel Marriott Resort & Stellaris Casino en el Condado. (horizontal-x3)
Francisco Céspedes se presentará en Puerto Rico el 17 de febrero en el hotel Marriott Resort & Stellaris Casino en el Condado. (GFR Media) (ARCHIVO)

Hace dos décadas, el cantautor cubano Francisco Céspedes conquistó a la audiencia con su tema musical “Vida loca”, con el que desahogaba la tristeza que provoca la distancia.

La canción la compuso pensando en la madre de sus hijos, Marjorie González Rivera, quien en ese momento vivía en Cuba, mientras él estaba en México. “Es toda una historia de amor”, dice sobre el tema que lo catapultó a nivel internacional, y cuyo éxito logró que pudiera reencontrarse con la que fue su esposa.

A 20 años de haber lanzado esta canción, el cantautor armó el concierto “Francisco Céspedes acústico 20 años de vida loca”, el cual presentará en Puerto Rico el 17 de febrero en el hotel Marriott Resort & Stellaris Casino en el Condado.

“Vamos a estar celebrando la canción en sí, que fue la que le dio el nombre a aquel disco de 1997, y que fue la canción de amor de mi vida porque de ahí (ese amor) nacieron mis hijos”, cuenta en entrevista telefónica desde su residencia en México.

El artista establece que este tema transformó su vida como compositor y como artista. Dice que jamás imaginó que la canción gozaría de tanto éxito, pues cuando salió el disco prácticamente nadie lo sonaba por un lío con su entonces casa discográfica.

“El disco no trascendía hasta que un día Alejandro Sanz fue a verme en un bar que cantaba y se enamoró de mis canciones. Se llevó el disco a España y ahí fue el primer boom. Después fue México, Puerto Rico...”, recuerda.

Opina que “Vida loca”, así como “¿Dónde está la vida?”, es una canción que ha calado entre el público por la fuerza que tiene el coro y porque habla de una historia de separación con la que todos de alguna manera se pueden identificar. “Es algo que nos ha pasado a todos”, indica.

Sobre el concierto en Puerto Rico, que originalmente se iba a celebrar en noviembre y que se tuvo que posponer debido al huracán María, el artista alega que será una velada especial en la que repasará lo que fue esa primera producción discográfica, pero sin dejar afuera otros temas de su repertorio, así como una que otra canción nueva, con la que espera avivar el ánimo de los puertorriqueños.

“Vuelvo cerca del Día de los Enamorados porque tenemos que seguir enamorados. Con estas cosas que nos han pasado, estas catástrofes, mucha gente se decepcionó y anda triste todavía porque sus problemas no se han resuelto, pero no vamos a hablar de política, vamos a hablar de amor y vamos a hacer una fiesta para aliviar un poco el corazón”, expresa.

Esa noche, el artista dejará que la musa lo guíe y ofrecerá un espectáculo íntimo acompañado solo de saxofón, teclado y “la voz de este mulato”. Sobre si tendrá invitados, añade que los amigos que lleguen podrán subir a cantar con él, pues no es de planificar mucho sus conciertos. “Será hasta que me boten”, adelanta sobre este concierto, donde volverá a enloquecer a la audiencia con su poesía y la potencia de su voz.


💬Ver 0 comentarios