Al tiempo que promueve su gira, el Caballero de la Salsa hace un llamado para que Puerto Rico se desarrolle de una forma más sólida tras el huracán María

Para que el país vuelva a ponerse de pie, firme y vigoroso, tiene que darse una renovación general, que ponga en función la capacidad individual de los puertorriqueños, que alimente una “economía nacional” y satisfaga las necesidades básicas de la ciudadanía sin necesariamente depender de lo que exista fuera de las costas.

Esa es la reflexión que hace el cantante Gilberto Santa Rosa a poco más de cuatro meses del huracán María, un evento que vivió a la distancia por estar inmerso en la gira de conciertos “40 y contando”, que presentará el sábado, 17 de febrero, en el Coliseo de Puerto Rico.

“Nosotros tenemos que reconstruir, pero más que reconstruir, tenemos que renovar. Nosotros tenemos que hacer un mejor país que el que se llevó María”, afirmó el artista.

“Llegó el momento de pensar seriamente una economía nacional, llegó la hora de pensar seriamente en nuestra condición de isla para ciertas necesidades que tenemos y que nos vimos por primera vez totalmente vulnerables, y totalmente desprovistos de lo esencial”, sostuvo el intérprete de salsa y bolero, para quien la isla continúa siendo su casa.

“Ya aprendimos a vivir con limitaciones, pues ahora sobre esas limitaciones vamos a construir un mejor país, porque si vamos a poner parchos y a recurrir a viejos estilos, entonces sí que Puerto Rico no se levanta. Puerto Rico se levanta con una nueva mentalidad, Puerto Rico se levanta con todo el mundo metiendo mano, Puerto Rico se levanta con dejar la ‘jaibería’ a un lado y meterle la mano de verdad a los asuntos con conciencia, con responsabilidad. Si eso pasa Puerto Rico se va a levantar, si eso no pasa, Puerto Rico entonces va a tener un futuro muy comprometido”, expuso.

Santa Rosa no ha reconsiderado su decisión de mantener su base de vivienda en Puerto Rico, y como único lo haría sería por una necesidad de bienestar familiar. “La gira me ha mantenido fuera de Puerto Rico, pero yo vivo aquí, me gusta vivir en Puerto Rico. Tengo fe de que mi país puede echar pa’lante”.

El concierto que presentará es parte de las producciones que reactiva la actividad en la industria del entretenimiento, algo que también considera esencial para la recuperación emocional y económica.

“El entretenimiento sirve además para animar a las personas, no solamente en términos del negocio y de lo que ocurre a nivel artístico, sino que hay un sentimiento de bienestar cuando hay mucha actividad artística, y creo que eso está pasando”, indicó.

El cantante se encuentra justo en la mitad de la gira “40 y contando”, cuya cita en la isla será un recorrido -no cronológico- por su carrera, incluyendo sus etapas como miembro de orquesta y, por supuesto, de solista.

“Suena a cliché, pero es la verdad: Es una realización de un sueño, porque hemos salido de viaje muchas veces y hemos hecho muchas giras, pero esta gira ha sido extensa, bien organizada en términos de la logística y prácticamente hemos tocado todos los territorios donde regularmente vamos y ha sido bien interesante”, manifestó.

En el repertorio no faltarán los cuatro temas que más gratificaciones les han regalado: “Conciencia” y “Que alguien me diga” de Omar Alfanno, “Perdóname”, de Jorge Luis Piloto, y “Conteo regresivo”, de Juan José Hernández.


💬Ver 0 comentarios