Aldean abrió el sábado por la noche el programa Saturday Night Live. (AP) (horizontal-x3)
Aldean abrió el sábado por la noche el programa Saturday Night Live. (AP)

El cantante Jason Aldean regresó este fin de semana a Las Vegas, una semana después del tiroteo que comenzó mientras él cantaba durante Festival Route 91 Harvest, en el cual murieron 58 personas y cientos resultaron heridas. 

El Centro Médico University del sur de Nevada agradeció al cantante de country a través de Facebook la visita que les hizo a algunos sobrevivientes del ataque.

El hospital le escribió a Aldean que "ayudó a sanar y alegar los corazones de aquellos que fueron heridos".

La esposa de Aldean, Brittany, subió una foto de ella y Jason en Instagram mirando hacia el Hotel Mandala Bay, desde donde el tirador Stephen Paddockabriófuego a la multitud el 1 de Octubre.

Y escribió: "Tratando de empezar el proceso de sanación".

"Aún trato de entender lo qué pasó"

Jason Aldean, que actuaba en el escenario del festival cuando se produjo el tiroteo, todavía trata de "entender qué pasó" y "superarlo".

Aldean abrió el sábado por la noche el programa Saturday Night Live (SNL) de la cadena NBC, que cambió su formato para abordar el tiroteo más grave de la historia reciente de Estados Unidos.

"Esta semana fuimos testigos de una de las peores tragedias en la historia de EE.UU. Como todos, estoy tratando de entender qué pasó esa noche y cómo superarlo y empezar a sanar", dijo el artista country.

"Mucha gente está sufriendo: niños, padres, hermanos, hermanas, amigos. Todos son parte de nuestra familia y les quiero decir que sufrimos con ustedes", continuó Aldean, que se presentó vestido rigurosamente de negro.

Artistas de country guardan silencio tras masacre

El tiroteo ha alentado a algunos artistas country a pronunciarse a favor del control de armas, pero muchos otros se han abstenido de opinar.

Como la cantante Meghan Linsey, quien comenta que cuando comenzó su dúo de música country Steel Magnolia, le habían sugerido asociarse con la National Rifle Association -una organización estadounidense que defiende la compra y tenencia de armas- para que la agrupación aumentara su público.

“Me siento muy censurada como artista country”, dijo Linsey, quien musicalmente es independiente y se hincó después de cantar el himno nacional durante un partido de fútbol de la NFL.

Numerosos artistas esquivan el asunto porque existe el peligro real de una reacción adversa en su contra porque los cabilderos de las armas han fomentado en los últimos años una relación entre los temas patrióticos que a veces se mencionan en la música country y la posesión de armas de fuego.

“Me parece que a las discográficas les gusta mantener al artista en esa forma. No quieren que uno hable, no quieren que uno diga cosas que puedan molestar a los escuchas de música country”.

“A algunos les preocupa que los boicoteen”, agregó.


💬Ver 0 comentarios