“Mirrors” y el súper éxito “Can’t Stop This Feeling”, fueron los temas con los que Justin Timberlake cerró su actuación. (AP / Eric Gay) (semisquare-x3)
“Mirrors” y el súper éxito “Can’t Stop This Feeling”, fueron los temas con los que Justin Timberlake cerró su actuación. (AP / Eric Gay)

Sin grandes elementos escenográficos ni muchos cambios de vestuario -o desprendimiento de piezas de vestuario- Justin Timberlake ofreció anoche su versión de “half time show” del Super Bowl, centrado enteramente en lo mejor de su repertorio y en su innegable talento para el baile.

El inicio del “half time show” pareció no serlo. Justin Timberlake apareció en una tarima pequeña rodeado de un grupo de fans que sostenían teléfonos inteligentes con los que captaban la imagen del artista. Para esta apertura seleccionó el tema “Filthy”. Un movimiento de las cámaras permitió visualizar que la acción se llevaba a cabo en un camerino del estadio U.S. Bank de Minneapolis, donde se efectuaba el partido entre los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia.

Una extensa pasarela se extendía desde los camerinos hasta el centro del campo de juego por el cual Timberlake se desplazó acompañado de numerosos bailarines 

Le siguieron los temas “Rock Your Body”, y una combinación de los temas “Señorita” y “SexyBack”. 

El artista se movio a otra tarima donde les esperaba su banda The Tennessee Kids. En una entrevista durante la semana pasada Timberlake describió a sus músicos como sus únicos invitados especiales en esta intervención, luego que negara rumores de que invitaría a sus antiguos compañeros de la banda ‘N SYNC o incluso a la cantante Janet Jackson con la que protagonizó el escandaloso episodio en el “half time show” de 2004 cuando le arrancó una pieza de su vestuario con lo que un seno de Jackson quedó al descubierto.

Anoche fue la tercera actuación del artista en un Super Bowl. La primera fue en 2001 con su banda ‘N SYNC y la segunda en 2004 junto a otros artistas, entre ellos Janet Jackson.

La intervención de Timberlake seguiría con los temas “My Love”, “Cry Me a River” y “Suit and Tie”.

El esposo de la actriz Jessica Biel pasó al terreno de juego para realizar una compleja coreografia sobre el logo del la NFL junto a una docena de bailarines. Luego se le sumó la University of Minnesota Marching Band con sus instrumentos de viento.

El artista se movió a otra tarima en la que ubicaba un gran piano blanco. En este cantó y tocó el tema “Until The End of Time” y acto seguido entonó “I Would Die 4 U” uno de los tantos clásicos del fenecido genio del pop Prince, hijo predilecto de Minneapolis. La voz de Prince se entrelazó con la de Timberlake mientras en un gigantesco telón se proyectaban imágenes de Prince. Hace unos día se había rumorado que Timberlake cantaría junto a un holograma de Prince, lo que la familia de este artista se apresuró a negar.  

“Mirrors” y el súper éxito “Can’t Stop This Feeling”, fueron los temas con los que Justin Timberlake cerró su actuación.


💬Ver 0 comentarios