Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Judith Edwards, madre de Abrante, lo acompañó al reconocimiento que le dio el Senado ayer. (Jorge Ramirez Portela)

Hace siete años, Hiram Abrante Edwards estaba limpiando aceras en Nueva York y trabajando en una fábrica de metales, y ayer recibía un homenaje por su aportación a la bomba puertorriqueña en el Senado de Puerto Rico.

“Estoy bien contento de ver a mi mamá feliz y a mis hermanos”, dijo el líder de La Tribu de Abrante.

“Me acuerdo que uno de los jefes de la fábrica que me decía en inglés ‘yo sé quien tú eres, he visto tu trabajo -los vídeos que subía en Youtube- te puedes ganar un millón de dólares pero no vas a ser feliz (si no te dedicas a la música). Las puertas de esta fábrica están abiertas para ti pero tienes que irte’. Eso me dio bien duro y por eso estamos aquí. Los cantazos de la vida son las mejores escuelas”.

Señaló que todavía no ha llegado al millón de dólares. “Pero si me cojo un part time en la fábrica creo que puedo llegar al millón en un año porque pagaban muy bien”, bromeó.

El músico agradeció la primera oportunidad que recibió.

“Este es un proyecto que estoy trabajando desde 2007 y no se había logrado, hasta que el señor Elías de León, de White Lion Records, quien tiene una gran visión lo hizo realidad. Le envié un audio de un vídeo de mala calidad y él tiene un oído tan agudo que entendió lo que yo quise transmitir. Me dijo ‘gracias por hacerme creer de nuevo en la música latina’, y se lo agradezco”.

Actualmente Hiram está grabando la segunda producción con varias colaboraciones que están por confirmarse. “Ya tenemos un sencillo grabado con el grupo cubano Orishas, están súper pegados y como La tribu de Abrante siempre alegres y activos”.


💬Ver 0 comentarios