Camilo Sesto saluda a la prensa durante la presentación de su último álbum, "Camilo Sinfónico", el 20 de noviembre de 2018, en Madrid. (EFE)

El cantante español Camilo Sesto falleció este sábado a los 72 años de edad luego de ser internado por problemas renales. Sin embargo, esta falla en su salud no viene desde ahora, sino desde hace un par de años.

El 20 de noviembre del 2018 será recordado como la última presentación pública del cantante por el estreno su último disco "Camilo Sinfónico" en Florida Park, Madrid. Ya desde esta fecha se conocía de la delicada situación del renombrado artista.

A su llegada a la presentación dijo que estaba bien, pero se sentía un poco mareado. Según Infobae, el músico llevaba alejado de los reflectores dos años. Él se mantuvo sentado y una persona guía jamás se separó de él. "Gracias a todos por estar aquí. Y que la música siga siendo nuestro único mundo. Estoy de pie", fueron las últimas palabras esa noche.

Al día siguiente la prensa española dio a conocer su "preocupante estado de salud", ya que solo caminaba con la ayuda de alguien.

La distancia de su único hijo

Además de la delicada salud que pasó el cantante en los últimos dos años, la madre de su único hijo, Lourdes Ornelas, habló de la mala relación que tiene con Camilo Blanes Jr. .

"Mi hijo ha estado con su padre en Madrid dos meses y en un mes no lo vio por órdenes de este señor. No podría entrar en la casa. Yo le dije: ¿qué hace mi hijo durmiendo en el jardín? ¿Qué son los cuartos donde te cambias cuando vas a nadar?", sentenció la madre en el programa español "Sálvame" comunicando los malos tratos que pasaba su hijo.

Ella señaló que en ese momento, Camilo Sesto no era más que un "muñeco" y ya "no tenía voluntad".

Pese a las posibles diferencias, el hijo de la estrella española se viajó a Madrid desde México -donde vive y busca hacer crecer su música- para asistir al funeral de su padre.


💬Ver 0 comentarios