Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aún no cree que el tema ‘Yo tengo tu love’ haya trascendido fronteras internacionales. Igual de incrédulo se sintió ante su presentación en Premios Juventud, en los que, admite, se visualizó como un “colao” al compartir escenario con Ricky Martin, Antonio Banderas y Luis Fonsi, por mencionar algunos.

Y es que a pesar de más de 15 años buscando “dar el anhelado palo”, tras noches de desvelos cantando en club nocturnos, pertenecer al concepto infantil Atención, Atención y vivir en una precaria situación económica, hoy día Sie7e puede afirmar que tomó la decisión correcta allá por 2005.

Ese año inició su proyecto como artista independiente contando con el único respaldo de su familia y amigos, quienes han sido cómplices en su carrera.

“Aún no puedo explicar lo que ha pasado en Puerto Rico con ‘Yo tengo tu love’. El tema regó de una manera que se ha salido de proporciones. Lo que pasó en los premios fue otra cosa. Me sentí que estaba cola’o y se lo dije a Jessica (su esposa), ‘todavía no estoy listo’. Allí, estaban figuras como Ricky Martin, Luis Fonsi y Wisin y Yandel... fue maravilloso y la ‘vibra’ positiva que sentí del público aún más”, sostuvo el cantante, que confiesa que le cuesta trabajo desenvolverse en las alfombras rojas y en el glamour que exige este tipo de evento.

“Estamos aprendiendo. Me dicen saluda aquí y allá, y lo hacemos con elegancia, pero lo mío es el contacto con la gente sin mucho protocolo”, mencionó entre risas mientras camina descalzo por la playa de Isla Verde.

De igual forma, ha aprendido a manejar el hecho de que ya no pasa inadvertido en los lugares y que las jovencitas griten al reconocerlo.

“Esto sí me choca, porque no soy bonito y estoy calvo”, aclaró entre risas.

Y es que si alguien tiene los pies en la tierra es Sie7e. Su sencillez y humildad afloran a simple vista. El intérprete de ‘I’m Sorry’ visita con su esposa Jessica y su hijo Jai, de seis años, los mismos colmados, puestos de gasolina y restaurantes de comida rápida que frecuentaban cuando tocaba con la banda Los Rituales.

Su pasión por la música no está basada en la fama, el éxito o el “billete” (como el tema de su álbum “Cosa buena”), sino en la sensación de bienestar que provoca con sus letras y armonías.

Prueba de ello es la experiencia que vivió en el pasado con una jovencita de 14 años, enferma de cáncer, que mientras le inyectaban morfina para aliviar sus dolores en la etapa terminal escuchaba su música. La chica no pudo llegar con vida a la celebración de 15 años, pero igual le realizaron un quinceañero póstumo al que él asistió.

“¿Qué lista de Billboard? No existe mayor satisfacción, ya con mi música lo logré”, reconoció el cantautor, que firmó un contrato de seis discos con la empresa Warner Music Latina.

Por otro lado, las puertas para el mercado latino internacional ya comenzaron abrirse tras su firma con la disquera internacional y explicó que México y España están en su futuro inmediato.

“Ya en México comenzamos a sonar con el primer sencillo. Estoy feliz de que sea México esa primera plaza internacional, ya que es difícil, pero igual mi deseo es darle la vuelta al mundo con mi música. No hay límites, los límites están en la mente. La música es la herramienta más poderosa”, dijo el artista que a través de las redes sociales ha recibido miles de mensajes de admiradores que van desde Naguabo hasta Ucrania.


💬Ver 0 comentarios