La cantautora finalmente ve concretado su sueño musical

La historia de la cantautora Natalia Lugo es como sacada de un cuento de hadas. Y no precisamente por hermosa, sino porque a pesar de diversos obstáculos, su cuento ha terminado con un final feliz.

De 27 años, Lugo se ha dado a conocer principalmente a través de las redes sociales, luego de que en el 2013 lanzara su propio canal de YouTube, convirtiéndose rápidamente en una “influencer” con sus ocurrencias, personajes y comedias. La aceptación del público -actualmente tiene más de 95,000 suscriptores en su canal de YouTube- hizo que en poco tiempo entrara en la radio y la televisión. Hasta aquí todo parece bien si no fuera porque el “sueño” de Natalia Lugo siempre fue lanzar una producción discográfica.

Egresada de la Escuela Libre de Música de Ponce, la joven comenzó a componer canciones con guitarra a los 13 años. En el arte encontró una manera de expresar sus penas y lidiar con la muerte de su madre, quien falleció de cáncer cuando ella tenía seis años. A pesar de esa pasión musical, cuando entró a la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, decidió estudiar comunicación audiovisual. Pero tras la huelga universitaria de 2010, Natalia Lugo decidió “arriesgarlo todo” e ir tras su sueño musical. Comenzó a trabajar de mesera en un restaurante con la intención de ahorrar dinero y lanzar su disco. En medio de ese proceso se enamoró, se mudó de Puerto Rico, se desenamoró y volvió al país, momento en que fueron aflorando sus canciones.

Fue entonces que se acercaron productores y surgieron promesas que nunca se cumplieron. Entró no una, sino dos veces al estudio de grabación, pero salió con las manos vacías. Lejos de desanimarse, Natalia Lugo tomó esas experiencias para continuar enfocada en su meta. En un tercer intento, entró nuevamente a un estudio de grabación en Puerto Rico, pero vino el huracán María, y todo se detuvo. Luego de lastimarse una rodilla, perder a su perro Limo, y caer en una depresión, Natalia decidió irse a vivir con su padre a Florida, donde terminó de grabar su disco, el cual hoy es una realidad.

“Fuera del marco” es el título de la producción que salió a la venta digitalmente el pasado 24 de agosto y próximamente se conseguirá físicamente. El álbum, cuyo primer sencillo en promoción se titula “Todos tenemos excusas”, incluye ocho temas para los que Natalia creó una pintura para cada uno, demostrando que sus talentos son inagotables.

“Quería invitar al pueblo de Puerto Rico a que me viera más allá de lo que tal vez habían construido alrededor de mi persona porque por un tiempo trabajé comedia, teatro, cine. Pero realmente siempre mi meta había sido grabar un disco, siempre”, expresó. En este álbum debut, la cantautora incluye una diversidad de temas y géneros,como reggae, rock, pop y jazz, con los que propone un sonido variado que refleja “su esencia”. “No quería presentar en una discografía una imagen para vender, quería presentar quién soy”, compartió la joven, que a través de su música invita a la reflexión.

Y es que para Natalia Lugo el arte ha sido su refugio, el lugar al que ha recurrido para expresar sus alegrías y tristezas, donde ha abrazado su soledad y se ha sentido acompañada. “A veces me digo 'por qué tú no te rindes', pero es que no puedo. Si me rindo entraría en una depresión, sentiría que vivo sin propósito porque para esto vine. Para compartir un mensaje de esperanza, amor, comprensión, empatía. Creo que no hay mucha gente hablando de eso y se tiene que hablar más del amor y de la fe”, concluyó esta joven que pensó fuera del marco para escribir su propia historia.


💬Ver 0 comentarios