El llamado
El llamado "papa de los rumberos" lanza la producción “Orgánico y Medicinal”. (Suministrada)

El sábado será una noche única para los amantes de la rumba, bomba y plena porque se presentará en la isla, por primera vez, el disco “Orgánico y Medicinal”, del músico Luis Fernando Agosto Báez, mejor conocido como Totin Agosto "Arará".

La cita será a partir de las 10:00 p.m. en La Respuesta, en Santurce.

“Orgánico y Musical” es el primer disco en solitario del “papá de los rumberos”, como cariñosamente muchos llaman a Totin. De hecho, esta producción discográfica no fue iniciativa del músico.

El proyecto nació gracias al respeto y agradecimiento que tienen hacia él sus colegas y estudiantes en el mundo de la música, en especial el líder del proyecto y también rumbero, Alberto “Beto” Torrens y su socio, Rafael “Rafa” Maya.

Ambos crearon el sello discográfico EGBE Records con el propósito principal de lograr documentar para futuras generaciones la voz y las composiciones de Totin.

“Totin es el papá de los pollitos, como dicen por ahí. Desde los años 80 es posiblemente la voz más emblemática de la rumba en Puerto Rico y uno de los primeros cantantes de rumba afrocubana que de verdad estudió el género y que siempre ha estado tratando de practicarlo lo más cercano a lo que es”, contó Torrens, líder de la Liga Rumbera.

El músico mantiene hace décadas una relación de respeto y cariño con su maestro, que se originó de la generosidad que él tuvo para abrirle los ojos a un género musical que le cambió la vida. Torrens narró que fue en las Fiestas de la Calle San Sebastián del año 2000 que Totin se le acercó junto al también músico Bobby Trinidad para integrarse a una rumba callejera que había improvisado en un kiosco en el que vendía su arte.

“Nos pidió tocar y todos nos quedamos en una pieza. Después nos preguntó si conocíamos a una agrupación que se llama Yoruba Andabo. Cuando le dijimos que no, pidió la dirección de cada uno y a la semana nos llegó a todos un cassette de Cajones Bullangueros. Eso nos marcó a todos, sobre todo, a mí”, recordó Torrens.

En aquel momento, era difícil conseguir acceso a la rumba afrocubana, consideraba un ritmo marginal.

Para Torrens era una obligación lograr que Totin grabara un disco. Además de apreciar enormemente el talento del músico, carga con el dolor de no haber hecho esa gestión anteriormente, con otros dos grandes músicos (Fernando “Freddy” Díaz y Ricardo Soler) que fallecieron sin que haya quedado documentado su talento.

Así es que cuando Totin le contó que padecía un cáncer invasivo del colon que no iba a tratarse con medicina tradicional, Torrens decidió que no podía permitirse perder la oportunidad de hacer el proyecto.

“Ese fue el catalítico. Me reuní con Rafael Maya, formamos EGBE Records y tomamos como prioridad hacer el disco de Totín con sus composiciones, él cantando, baqueado por la Liga Rumbera que es mi grupo. Es un trabajo que hicimos no solo para rendirle el tributo en vida al maestro pero también asegurarnos de que futuras generaciones y gente alrededor del mundo pueda disfrutar de las canciones y la voz de Totin”, indicó Torrens.

Cuando hizo la invitación a los músicos que pensó podían ejecutar la visión del rumbero, Torrens recibió apoyo absoluto de muchos que aportaron tiempo y dinero para hacer posible el disco. El resultado es una grabación honesta que recoge siete composiciones originales y 2 tradicionales en los géneros de Rumba, Bomba y Plena. Su sonido transmite la espontaneidad e intensidad de una rumba callejera.

Para aportarle magia al proyecto, la mezcla se llevó a cabo en The Hit Factory Criteria Studios, Miami, donde el ingeniero Omar Vivoni utilizó una consola SSL análoga para lograr el sonido cálido y "vieja escuela" buscado por los músicos. La mezcla fue hecha en una máquina de cinta de 1 pulgada, que solamente había sido utilizada anteriormente por el “Rey del Pop”, Michael Jackson. El reconocido ingeniero Steve Kadison estuvo a cargo de la masterización, en Nueva York. 

El sábado, Totin y La Liga Rumbera tocarán todas las canciones del disco en el mismo orden que fueron grabadas. Previo a cada tema, Torrens hará una pequeña introducción para contar acerca de la inspiración o pertinencia del mismo. Se exhorta a aquellos que tengan la camiseta con la frase Salsa, Bomba, Plena, creada por Totín, a vestirla ese día y ser parte de una fotografía que se tomará para documentar el evento.

La producción ya se presentó una vez y con mucho éxito en el Centro Cultural Segundo Ruiz Belvis en Chicago. En el evento en La Respuesta, habrá también una rumba abierta y un cierre bailable con la agrupación Tambores Calientes.

En cuanto a Totin, Torrens aseguró que está muy bien de salud.

“El plan de nosotros, de darle esta terapia alternativa con un disco, funcionó. Está como un nene chiquito, con energía nueva. Se ve y se siente saludable”, indicó el músico, satisfecho porque quedó guardada para siempre “la magia del trovador de la calle”.


💬Ver 0 comentarios