Chester Bennington se quitó la vida a los 41 años

La autopsia realizada a Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, revela que tenía una dosis pequeña de alcohol en su cuerpo cuando se suicidó el pasado 20 de julio en su casa de Los Ángeles.

De acuerdo a los exámenes realizados al cuerpo del cantante, se descartó la presencia de drogas en su organismo, según revela el sitio TMZ.

Aunque en un principio los resultados forenses habían determinado la presencia de éxtasis en la sangre del cantante, dos pruebas posteriores salieron negativas, por lo que se descartó cualquier tipo de droga en organismo de Bennington, al momento de su muerte, destaca el sitio especializado en noticias de Entretenimiento.

El líder de Linkin Park se ahorcó en su residencia de Los Ángeles. El informe de la Policía destaca que hallaron al cantante con un cinturón de cuero negro de Hugo Boss alrededor del cuello.

En la habitación, los agentes encontraron un frasco de Zolpidem, un sedante usado principalmente contra el insomnio, una botella vacía de cerveza y un vaso a medio terminar de la misma bebida. 

La esposa del cantante, Talinda Bennington comentó a la Policía que Chester estaba en un tratamiento ambulatorio, por su cuadro de depresivo. Además, dijo, que en otras ocasiones ya había intentado suicidarse.

“Le habían recetado antidepresivos en el pasado, pero no los había tomado por más de un año”, aseguró Talinda, de acuerdo a lo publicado por TMZ.

Un mes antes de su muerte, Chester le confesó a sus amigos que llevaba seis meses sobrio.


💬Ver 0 comentarios