Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ricardo Arjona derrochó su talento en una mágica noche, llena de actos circenses. (horizontal-x3)
Ricardo Arjona derrochó su talento en una mágica noche, llena de actos circenses. (David Villafañe)

Con ovaciones recibió el público puertorriqueño anoche al cantautor Ricardo Arjona en apoyo a todo lo que tuvo que pasar para llegar a cantar en suelo boricua.

Primero, el show que tenía para octubre fue pospuesto por el huracán María, y esta semana estuvo a punto de no llegar a presentarse por el conflicto que enfrentó para salir de la República Dominicana. Su equipo de música le fue embargado por las leyes dominicanas luego de que el productor dominicano, Saymon Díaz, lo denunció porque supuestamente le adeuda $700,000 desde el 2009.

Sin embargo, Arjona logró arribar a la isla en la tarde de ayer para cumplir con su cita en el Coliseo de Puerto Rico, José Miguel Agrelot, que estuvo lleno a tope por una audiencia más femenina, tanto de jovencitas como de señoras que pasaban las cuatro décadas, en una noche perfecta para rendirle tributo al amor.

“Hace cuanto que no nos vemos ¿dos años? Me echo la culpa yo, así que vamos a cantar hoy todo lo que no cantamos desde que no nos vemos… Después de las cosas que han pasado, es todo un caos, por lo que no vamos a hacer un recuento de las quejas, sino un recuento del futuro que vamos a vivir, que seguramente va a ser mejor de lo era. Lo cierto es que estar aquí es una muestra fehaciente de que los que estamos aquí estamos vivos de verdad. Hay gente haya afuera que respirar es estar vivo, y respirar es más que eso. Estar vivo es pelearse con el tráfico, con el presupuesto, con la fila para ver si un tipo que venga de algún lado logra agarrar un poquito de nuestra emoción. Estar vivo es golpear la roca hasta que se convierta en arena y cometer un pecado de vez en cuando. Es dejar de estar mandando besos por teléfono, en vez de darlos en vivo que son más ricos. Vamos a hacer de esto una celebración”, compartió el poeta en su primera intervención.   

La puesta en escena inspirada en la nueva producción del guatemalteco, “Circo Soledad”, con la que abrió el show, es vibrante, costosa, mágica, en el que el protagonista parecía orbitar por la escena a la vez que artistas circenses con sus actos, y apoyados por imágenes ricas en fantasía reproducidas sobre los telones de la tarima, mantuvo cautivo al público. Todo parecía tener vida propia, que en momentos se cruzaban como para intercambiar sentimientos.

(David Villafañe)

Arjona interpretó sobre 25 canciones en las que fue trenzando estrenos como “Señorita”, “Porque puedo”, “Desnuda” y “Hasta que la muerte nos separe”, con éxitos de la talla  de “El problema”, “Historia del taxi”, “Asignatura pendiente”, “Si el Norte fuera el Sur”, “Minutos” y “Mujeres”, con la que cerro la noche. El concierto que empezó pasadas las 9:00 p.m. y concluyó cerca de la medianoche gracias a un equipo de suplidores locales que contrató el productor Paco López. De hecho, el cantante dio las gracias porque ese grupo de puertorriqueños “hizo en un día lo que nosotros nos costó montar en cinco meses”, dijo

Antes de despedirse, el cantautor complació a su fanaticada subiendo a una cuarentona al escenario, entre muchas que pedían ser elegidas a gritos, y colocándola sobre sus piernas para interpretar “Señora de las cuatro décadas”.

“Ella es de Caguas y como ustedes saben yo tengo dos hijos nacidos en Caguas- de su matrimonio con la modelo puertorriqueña Leslie Torres- y el varón se encuentra aquí”, comentó mirando hacia un lado del escenario.

De igual manera, Arjona complació peticiones no incluidas en el repertorio de la noche, le hizo un vídeo suyo a una fanática desde el escenario, cantó a dúo con su compatriota Gaby Moreno en “Fuiste tú” y, como si fuera poco, se fue quitando la ropa hasta quedarse en una camiseta blanca que mostraba su bien trabajado cuerpo.

Reconocimiento aparte merece la banda de 10 músicos, dos de ellos puertorriqueños, por su excelencia.

Por otro lado, Arjona expresó en la carta que envió ayer al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, (divulgada por el abogado Julio Cury) para que intercediera por él, decía que el concierto presentado en el Coliseo sería a beneficio de los damnificados de huracán María. Pero de eso no se habló.

Como parte de este viaje a República Dominicana, otro empresario, Félix Cabrera, presenta una nueva acusación contra Arjona ante la Fiscalía del Distrito Nacional dominicano por el delito de abuso de confianza. Según la acusación, en 2015, Cabrera y Arjona (por medio de sus representantes) acordaron cinco presentaciones en el Palacio de Deportes. Arjona había cumplido con tres de las fechas, pero el azote de la tormenta tropical Érika obligó a posponer los dos restantes. Arjona, sin embargo, se fue del país sin acordar nueva fecha y tampoco devolvió el dinero de las funciones que no llegó a presentar.

Se espera que mañana jueves se emita una citación judicial contra Arjona para que acuda en una fecha posterior ante las autoridades dominicanas. De no acudir, se emitiría una orden de arresto, según informó hoy el abogado Cury. 


💬Ver 0 comentarios