La nueva producción discográfica, titulada “Montaner” fue lanzada ayer al mercado. (semisquare-x3)
La nueva producción discográfica, titulada “Montaner” fue lanzada ayer al mercado. (David Villafañe)

Para el cantante Ricardo Montaner, Puerto Rico es su referente a la hora de hablar de sus inicios. Su extensa carrera musical comenzó en la isla con el éxito “Ojos negros”, tema que ni siquiera se escuchaba en su natal Venezuela. Fue aquí donde primero se escuchó como parte de una novela.

Es por ello que en su primer acercamiento al género urbano, expuesto en su nueva producción musical, recurrió a exponentes y productores puertorriqueños que lo ayudaron a combinar su romance con los estilos modernos.

“Vengo a este país hace muchos años y sé que no estoy vulnerando a mis seguidores tradicionales, ya que escuchan todo tipo de música. Este disco está salpicado por boricuas por todas partes. Es lógico que si quería decorar el disco con ambientaciones modernas y urbanas tenía que ser de Puerto Rico”, afirmó la voz de “Qué vas hacer”.

Su incursión al género urbano no se da de manera obligada o buscando alguna pauta, al contrario se dio natural como parte de una renovación y evolución musical que se adapte a los tiempos modernos.

La nueva producción discográfica, titulada “Montaner” fue lanzada ayer al mercado.

Durante su visita a la isla, el intérprete aprovechó para compartir con sus fieles seguidores durante una firma de autógrafos en The Mall of San Juan.

En esta producción de 10 temas integra colaboraciones artísticas con Farruko, trabajos fílmicos con Nicky Jam y composiciones del productor boricua Marco Masis “Tainy”. También lo hace con el colombiano J Balvin.

El artista aclaró que adentrarse a la música urbana no significa que dio el salto al reguetón, al contrario, se montó en la “ola de lo urbano” para renovarse.

“En realidad lo urbano es el pop de antes que ha venido revolucionando como toda evolución o cultura. Mi género sigue siendo mi género y la música no es otra cosa que evolución y al día de hoy hay que actualizarse”, reveló el cantante venezolano que hizo una analogía sobre su música con la moda de los mahones.

Una casualidad

Su colaboración con Farruko surgió de casualidad tras encontrarse en el mismo estudio de grabación en Miami.

La voz de “Déjame llorar” narró que ese día realizaba la mezcla del tema “Vasito de agua” y se encontró con Farruko en la cocina del estudio. El reguetonero hacía lo propio con uno de sus temas cuando se topó con Montaner y muy respetuosamente le mostró absoluta admiración por su trabajo en la música latina.

Me estaba haciendo un té cuando Farruko llegó y me dijo 'maestro, me sé toda tu música'. Me recitó 'Déjame llorar' de arriba a abajo y me preguntó qué estaba grabando. Al escuchar la mezcla de 'Vasito de agua' me dijo que quería montarse en esa ola y al otro día a las 2:00 p.m. nos encontramos en el estudio”, narró Montaner.

El reguetonero boricua compuso su parte del tema y le sumó unos compases a la canción. Montaner destacó que Farruko tiene una “filosofía única para escribir aparte de que canta bonito”.

En el caso de Nicky Jam, quien participa en el vídeo de “No me hagas daño”, su invitación se dio en la residencia de Montaner en medio de reunión en la que sus hijos Ricky y Mau compartían con J Balvin y Nicky Jam.

Entre chistes, conversaciones y un buen asado la voz de “El amante” le comunicó a Montaner que deseaba ser parte de un vídeo cuya respuesta del baladista fue un sí de inmediato.

Precisamente “No me hagas daño” es el tema promocional. El vídeo fue dirigido por su esposa Marlene Rodríguez y además de se une la presentadora de E!, Patricia Zavala. La injerencia de su esposa Marlene en sus proyectos ha sido vital en su trayectoria.

Sobre sus nuevos aires musicales añadió que no importa el “estilo del blue jeans” siempre será un mahón. Lo mismo ocurre con su música, ya que el artista no abandona el romance de sus baladas ni el género que le ha dado de comer a su familia por décadas.

Lanzar la producción número 25 de su carrera en una industria musical tan cambiante y ágil, para Montaner se convierte en “navegar una ola en la que no puedo permitir que la ola me pase por encima y me despeine, así que prefiero montarme y complacer a todos mis seguidores”.

En esa línea reconoció las aportaciones de sus hijos Mau, Ricky, Alejandro y Evaluna como enlace fundamental hacia la música urbana. Su casa es la casa de todos los amigos de sus hijos y -por lo tanto- siempre se ha relacionado con la música y los estilos modernos.

En el primer vídeo que lanzó para promocionar su disco fue del tema “¿Qué vas a hacer?”, protagonizado por J Balvin y la argentina Lali. Este cortometraje cuenta con millones de reproducciones en YouTube.

El disco además incluye un tema con sus hijos Mau y Ricky, titulada “Una canción para el despecho”.

Venezuela y la desesperanza

Para el artista hablar de su país es aceptar con dolor, tristeza e ira las necesidades que atraviesan sus hermanos venezolanos en medio de la situación político-social que atraviesa el país. Montaner y su familia se fueron de Venezuela durante el primer año del gobierno del fenecido Hugo Chávez.

“El sentimiento inmediato es de ira y luego ves cómo se va desmoronando un país que era un paraíso. Era hermoso y todo era mirar para hacia adelante. Era progreso y bienestar. Nunca pensé que me iba a mudar a Estados Unidos. Llegó Chávez y al año me fui, porque olíamos que venía algo”, indicó el cantante que no se considera parte de la diáspora que salió con urgencias en los últimos años.

Ante la llegada de Juan Guaidó al Parlamento venezolano y su reconocimiento como presidente interino de Venezuela, el artista vislumbra un nuevo panorama para el país.

“Siento que pronto habrá una solución, ya que el gobierno se está encargando de desmenuzar la asamblea nacional metiendo presos a los diputados. Les está quitando inmunidad. Así que espero sea el desenlace positivo y una vez esto ocurra van a llegar todas las ayudas”, aseguró.


💬Ver 0 comentarios