(semisquare-x3)
Angleró compuso más de 400 canciones, según confirmó en una entrevista. En la foto, Angleró en el 2014. (GFR Media) (Archivo / GFR Media)

El prolífico compositor puertorriqueño Roberto Angleró, falleció ayer a los 89 años en Florida debido a condiciones críticas de salud, según confirmó el músico Richie Ray.

“Él ya estaba malito. Era algo que la familia esperaba”, aseguró Ray en entrevista telefónica. El pianista se enteró de la muerte porque Juan Luis Angleró, hijo del músico, compartió en las redes sociales: “Se me fue mi papá”.

“Es una gloria de Puerto Rico que se fue. El le ha escrito temas a todo el mundo, desde El Gran Combo hasta nosotros, que nos hizo Cristóbal Celay”, señaló el pianista.

El músico, natural de Fajardo, pero quien se había mudado a Estados Unidos, es reconocido por sus éxitos del pentagrama popular latinoamericano como “La pared”, “Vas por ahí”, “Hojas blancas”, “La boda de ella” y “Si Dios fuera negro”, inmortalizados por El Gran Combo, Cano Estremera, Bobby Valentín y La Sonora Ponceña.

Con la canción “Cristóbal Celay” -escrita para Richie Ray y Bobby Cruz- quiso retratar a una persona que “se encuentra en malas condiciones”. Y es que Angleró era un “compositor-poeta”, que se destacó no solamente por su sensibilidad musical, sino por su gran sentido del humor, conversador, dispuesto a debatir respetuosamente sobre música, cultura, religión, historia y racismo.

“Es una gran pérdida para Puerto Rico”, culminó el artista.

Por su parte, el periodista, historiador y productor radial Jaime Torres Torres también lamentó la triste noticia.

“Don Roberto Angleró deja un gran vacío en la música popular latinoamericana. Fue un observador de la vida del barrio y un cronista de su cotidianidad. Abordó con pasmosa sensibilidad las intrigas amorosas en el bolero 'La pared', popularizado por Yayo El Indio con La Panamericana de Lito Peña y que recorrió el mundo en las voces de Roberto Ledesma y Felipe Pirela. Deja un vacío en la composición salsera de humor, cuya referencia obligada es el éxito 'La boda de ella', inmortalizado por el binomio Valentín-Estremera. Por si fuera poco, cultivó la danza, la bomba y otras expresiones del folclor boricua. Y abordó con sapiencia la temática del racismo en su composición 'Si Dios fuera negro', bomba que internacionalizó con su orquesta Tierra Negra. Además, aportó al pentagrama el tema patriótico mediante obras como 'Soy boricua' y 'Yo no me quedo aquí', inspirada en los puertorriqueños de la diáspora que añoran regresar al terruño amado. En mi humilde opinión, Puerto Rico y el pentagrama universal han perdido al más versado compositor de la música popular de las pasadas seis décadas”, concluyó apesadumbrado.


💬Ver 0 comentarios