Wilkins celebró su gran presentación en abril pasado en el Centro de Bellas Artes de Santurce. (GFR Media) (semisquare-x3)
Wilkins celebró su gran presentación en abril pasado en el Centro de Bellas Artes de Santurce. (GFR Media)

Wilkins, también conocido como “El Divino Rockmántico”, como se le conoce desde que la escritora Ana Lydia Vega lo llamara de este modo en un ensayo literario que le dedicó, ya tiene todo listo para presentar su concierto “La Leyenda”, en Mayagüez. Éste forma parte de la celebración del 258 aniversario de la fundación de La Sultana del Oeste, ciudad que lo vio nacer.

Este encuentro será el 22 de septiembre, en el Palacio de Recreación y Deportes, el cual, en su honor, lleva por nombre Germán Wilkins Vélez Ramírez.

Durante el espectáculo, el artista interpretará sus grandes éxitos y un nuevo tema.

“Ese día voy a estrenar mi nueva canción ‘Hermético’, la cual va a estar incluida en mi próximo disco, que está en proceso de producción”, señaló.

“Este concierto en el Palacio de Recreación y Deportes me trae muchos recuerdos y emociones. Yo canté en su inauguración, en 1980. En el 2008, cuando me despedí de los escenarios, hice un concierto allí. El alcalde de Mayagüez, José Guillermo Rodríguez, me sorprendió ese día y me dijo que iba a renovar el palacio y le iba a poner mi nombre. Me siento muy honrado por ello”, destacó.

Aclaró Wilkins que, cuando se despidió de su público en el 2008, fue porque atravesaba una crisis. “Había perdido a mi hermana, a mi padre y a mi hijo. Realmente, ¡necesitaba parar!”, resaltó.

Años después asomó otra prueba que lo hizo reflexionar acerca de retornar a su carrera.

“Fue en el 2011. Ese año enfermé con osteomielitis. Una bacteria se encapsuló entre las vértebras cervicales y toráxicas. Me tenía que operar, no tenía opción. Los médicos me dijeron que tenía un 80% de quedar en silla de ruedas tras la operación. Afortunadamente, todo salió bien. Y por eso, cada día agradezco las oraciones de todo Puerto Rico. Estoy de pie y vivo cada día. Hoy te puedo decir que estoy dando lo mejor de mí”, manifestó.

En el 20015 inauguraron oficialmente el Palacio de Recreación y Deportes Germán Wilkins Vélez Ramírez. Durante esa actividad, Wilkins cantó junto a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. Ese día, también se develó una estatua de bronce del artista, en la entrada principal de la localidad.

“Ahora en el 2018, regreso a mi pueblo, acompañado de mi banda de 10 músicos, dirigida por José Gómez. Venimos con nuestro sonido rockmántico; ese que todos esperan y que me permite cantar mis éxitos de siempre. Voy con mucho amor para mi gente, para que disfrute y baile en grande”, puntualizó el vocalista.

El artista, casado con la argentina Patricia Chessel, contó que vive entre Puerto Rico y su castillo en Argentina. En el 2011, tras sus problemas de salud, detuvo la producción de sus vinos Gualicho, pero el próximo año espera retomarlo y sacarlo al mercado.


💬Ver 0 comentarios