(horizontal-x3)
Anamín Santiago, vicepresidenta del Colegio de Actores de Puerto Rico. (Luis Alcalá del Olmo)

El Taller Dramático de Radio AM de la Corporación para la Difusión Pública de Puerto Rico volvió a funcionar en marzo, pero de una manera muy limitada, y esto ha afectado directamente a los actores que no han podido cobrar su salario como corresponde.

La denuncia, y otras alegadas irregularidades, trascendieron  hoy durante la continuación de las vistas públicas de la Comisión de Hacienda, presidida por la senadora Migdalia Padilla, para investigar el manejo de los fondos destinados a mantener este espacio de trabajo. El taller emplea a unos 20 actores y, además, personal técnico (escritores, productores y directores).

En su ponencia, el Colegio de Actores de Puerto Rico alegó que durante los últimos tres meses el taller solamente ha grabado audiolibros utilizados por el Departamento de Educación, pero no ha reanudado la grabación de la programación regular, que es la mayor fuente de trabajo para los actores.

“Nosotros no estuvimos al aire. No estamos al aire desde María. Los programas que se están transmitiendo son viejos”, explicó Anamín Santiago, vicepresidenta de la organización que representa a la clase actoral.

La portavoz de los actores denunció que debido a esta operación limitada, y a que se redujo el pago de $100 a $90 diarios, los actores estuvieron trabajando mucho menos. Por consiguiente, cobraron mucho menos.

“Los fondos fueron desembolsados por el Departamento de Hacienda el pasado febrero, pero no se han estado usando para dar trabajo a los artistas del taller. Si ya no existen las 27 horas y media de programación, solo se han estado grabando audiolibros, que a lo sumo, toman apenas cinco horas a la semana por parte de los actores y unas cuantas más por parte del equipo de producción, en qué entonces se ha estado usando el dinero, cuyo uso, según la Ley-146, es exclusivo de este taller”, preguntó el colegio en su ponencia.

El presidente de WIPR, Rafael Batista, se excusó de la vista pero en un documento que envió a la comisión detalló todos los proyectos realizados por el taller durante el periodo del último contrato, vigente desde principios de marzo hasta el 30 de junio. Todos estuvieron clasificados en la categoría de audiolibros, excepto dos cuentos (descritos como “otros trabajos realizados”): “Medio pollito” y “Sueño en el bosque”.

Los fondos para el taller dramático, ascendentes a $800,000 anuales, provienen del dinero recaudado en arbitrios a los cigarrillos. Durante la vista, el Colegio de actores cuestionó por qué supuestamente solo quedan $100,000 en el presupuesto para este año.

Por su parte, en su ponencia, WIPR solicitó a la comisión una investigación sobre por qué el fondo para el taller será disminuido a $301,000.

El colegio de actores también hace la misma pregunta, pues entienden que el presupuesto no puede reducirse a menos que el Departamento de Hacienda presente evidencia de que los arbitrios por la venta de cigarrillos disminuyeron tanto que no es posible cumplir con la ley que creo el fondo.

Para continuar esclareciendo estas interrogantes, la presidenta de la comisión citará próximamente a una vista ejecutiva a la cual deberán comparecer el Departamento de Hacienda, la Oficina de Gerencia y Presupuesto, WIPR y el Colegio de Actores.  


💬Ver 0 comentarios