Asia Argento (horizontal-x3)
“El enfado me mantuvo viva ", dijo Asia Argento. (AP)

La actriz y directora Asia Argento confesó que se sintió enfadada con su pareja, el chef y presentador de televisión, Anthony Bourdain, por haberse quitado la vida en junio pasado.

“El enfado me mantuvo viva porque, de lo contrario, esta desesperación no tiene fin, no tiene final”, sostuvo, entre lágrimas. “Estaba enojada sí, por abandonarme, y a mis hijas. Pero ahora ese coraje ha sido reemplazado por esta pérdida, este hueco que no puede llenarse con nada”, sostuvo la actriz, en la primera entrevista que ha ofrecido acerca del tema, al programa Daily Mail TV.

El reconocido chef Eric Ripert, quien era amigo íntimo de Bourdain, lo encontró ahorcado el 8 de junio en la habitación del hotel del pueblo de Kaysersberg, en el noreste de Francia. Allí se encontraba grabando episodios para la nueva temporada de su programa 'Partes desconocidas' (Parts unknown) que transmite CNN.

Argento tiene dos hijas, Anna (17) y Nicola (10). Mientras, a Bourdain le sobrevive su unigénita Ariane, de 11 años, que tuvo junto a su exesposa Ottavia Busia.

Antes de su muerte, Bourdain apoyó a Argento en la denuncia pública por alegado abuso sexual que hizo contra el productor Harvey Weinstein.

Acerca de dicho escándalo, Argento hablará mañana en la continuación de su entrevista con Daily Mail TV.


💬Ver 0 comentarios