(horizontal-x3)
Este es el primer protagónico de Del Toro en una producción realizada para la televisión. (EFE)

Unos están privados de su libertad física, otros viven encerrados en sus existencias miserables. En estos dos grupos se podrían clasificar los personajes principales de “Escape at Dannemora”, nueva serie dramática de Showtime, que estrenó el domingo 18 de noviembre, protagonizada por Benicio Del Toro, Paul Dano y Patricia Arquette.

La miniserie de ocho episodios está basada en hechos reales ocurridos en la Institución Correccional Clinton en Dannemora, al norte del estado de Nueva York, en junio de 2015. Dos confinados lograron escapar con la asistencia de una empleada de la prisión, quien se involucró en una relación íntima con ambos hombres.

Del Toro, en su primer protagónico en una producción realizada para la televisión, es conocido por escoger minuciosamente los proyectos en los que se involucra, y este no es la excepción. El actor puertorriqueño encarna a “Richard Matt” un hombre con múltiples talentos para pintar, matar y sobrevivir en la vida a toda costa.

“Matt” cree en el poder de los sueños y un día, desde una pequeña ventana, de las pocas a las que tiene acceso como confinado de máxima seguridad, fija la mirada en la chimenea de una fábrica al otro lado de los muros y las verjas con navajas, y se visualiza en ese lugar. Su mente comienza a maquinar en busca de alternativas para materializar su sueño. Es cuando se percata de la dinámica peculiar que se ha gestado entre “David Sweat” (Dano), confinado por asesinar a un policía, y “Joyce ‘Tilly’ Mitchell” (Arquette) empleada de una fábrica de costura en la que los confinados trabajan.

La relación entre “Mitchell”, cuyo esposo también trabaja en la cárcel, y “Sweat” navega entre lo romántico, lo erótico y lo maternal. Es una mujer cansada de la vida que lleva, que ansía volver a sentirse entusiasmada, deseada y amada.

“Sweat” no sabe bien por qué se enreda con la empleada. Ella es quien inicia los avances sexuales y él a veces no puede completar el acto; hasta termina llorando. Pero “Matt”, calculador, saca de la chistera otro talento, el de seductor, con una meta definida. “Mitchell” cae rendida aun cuando siente miedo porque este hombre carece de toda ternura. Sabe que él está en Dannemora por haber descuartizado a un hombre.    

En “Escape at Dannemora”, cuyo director y productor ejecutivo es el actor Ben Stiller, los valores de producción, desde la fotografía, la música y la edición van sumiendo al espectador en el ambiente claustrofóbico y tenso de una prisión, y en la monotonía del pueblo en el que se encuentra la instalación.

Aparte de las actuaciones de Del Toro, Dano y Arquette, destaca la del veterano actor David Morse como “Gene Palmer”, un guardia correccional que, fascinado por el talento de “Richard Matt” para pintar retratos, entra en complicidad con el confinado para que su vida tras las rejas sea más llevadera.

El resto de la serie transcurre en mostrar cómo “Matt” y “Sweat” trazan y ejecutan su plan hasta escapar de la cárcel; el operativo de las autoridades para atraparlos y el proceso de “Mitchell” ante la justicia una vez se descubre su complicidad para que la huida de los dos asesinos fuera un éxito. 

En una serie de entrevistas relacionadas con “Escape at Dannemora” publicadas en la página oficial de Showtime, los protagonistas, junto a Stiller, exponen sus respectivas visiones de los personajes que encarnan, así como del proceso de filmación, el cual se realizó en gran parte dentro de las instalaciones de la institución penal en la que ocurrieron los hechos reales. Paul Dano relata, por ejemplo que junto a Ben Stiller y Benicio Del Toro tuvieron acceso a entrevistar al verdadero David Sweat, quien fue apresado nuevamente por las autoridades del estado de Nueva York tras una cacería de tres semanas.

“Es duro ver a una persona que vive en solitario desde que lo atraparon, que luce como una buena persona, hasta tiene sentido del humor, pero es alguien que mató a otra persona”, dijo Dano.   


💬Ver 0 comentarios