Esta participación representa otra mudanza temporera para el intérprete, pero ahora será por dos meses. (vertical-x1)
Esta participación representa otra mudanza temporera para el intérprete, pero ahora será por dos meses. (Suministrada)

Si algo motiva al actor Éktor Rivera a participar de la competencia “Mira quién baila”, de Univision, es la posibilidad de poder aportar a la fundación local Cabecitas Rapadas.

También lo impulsa  la exposición que tendrá como talento entre las comunidades latinas. Sin embargo, reconoce que bailar no es parte de sus atributos, así que se apoyará en la disciplina que obtuvo durante el año que trabajó en Broadway ('On Your Feet!') para no deslucir en la pista.

“Va a ser un reto porque yo no soy bailarín profesional”, admitió ayer en entrevista telefónica desde Los Ángeles, California, a donde regresó recientemente tras reconciliarse con su esposa, la reportera Yara Lasanta.

“Después de un año haciendo teatro creo que va a ser divertido y entretenido poder expandirme y conocer a otros latinos y en la televisión hispana poder expandir lo que es el arte y lo que es la entidad que represento”, abundó.

Al igual que Rivera, la puertorriqueña Dayanara Torres será parte de esta nueva edición de este “reality show”, que previamente ganaron los puertorriqueños Adamari López y Johnny Lozada.

Cada participante podrá aspirar por un premio de $100,000 que serán destinados a la entidad sin fines de lucro que decidan apoyar.

“Las piruetas me asustan un poco porque no sé cómo voy a tener balance con alguien encima de mí, pero todo eso es técnica, así que cuando llegue, imagino que me darán todo eso”.

Esta participación representa otra mudanza temporera para el intérprete, pero ahora será por dos meses, ya que comenzará el sábado 9 de septiembre, cuando se trasladará a la ciudad de Miami, en Florida, donde se desarrollará la competencia.

“Mira quién baila” se transmitirá a partir del domingo, 17 de septiembre, a las 9:00 p.m., por Univision.

Probó el azúcar amargo

Rivera, de 38 años, logró su primer protagónico en una de las plazas más importantes de las artes escénicas, pero ese éxito poco después se confundió con una situación personal que casi termina su matrimonio.

La publicación de unas fotografías en las que aparecía en gestos cariñosos con su excompañera de escena, Ana Villafañe, minó la confianza de su esposa, de su familia y de la gente que lo seguía.

“Era el momento más amargo que cualquier persona pueda vivir a nivel personal”, dijo. Seguido, lamentó las críticas que recibió desde la isla, las que trató de ignorar, pero le afectaron, porque “mi motivación siempre ha sido Puerto Rico”.

“Pretendí que no me importaba, pero claro que me importa. Me importa mucho la gente mi país, me importa mucho mi familia, que es mi prioridad. Me importa mucho el reconciliarme, el no abrumarme tanto por un éxito, que fue quizás lo que ocurrió; el abrumarme por el éxito, y el ego que vivía en ese momento; ser egoísta, tomar acciones buscando atención que básicamente fue lo que pasó, y ahora me doy cuenta de que no vale la pena, porque todo ese cariño que había construido durante tantos años, y de repente pierdo la confianza de la gente, de mi esposa, de mi familia, y me corresponde a mí ser responsable ahora de restaurarlo”, afirmó.

Rivera y su esposa comenzaron el proceso de reconciliación en enero pasado, tomando terapias y dedicándose tiempo a solas.

“Me iba mucho de la obra y venía para Los Ángeles y ella también iba para Nueva York, y eso fuimos trabajándolo para solidificar. Nunca comentamos nada porque queríamos tener nuestro momento para solidificar nuestro matrimonio, para fortalecer lo que somos nosotros como pareja”, compartió de la unión que ya alcanza los ocho años.

“Si uno lucha por lo que ama, hay que darle con todo y hay que ser responsable ahora para que mi esposa y la familia puedan creer nuevamente en mí, y a la gente en Puerto Rico devolverle esa confianza que había tenido y que quiero, porque no soy persona de chisme y no quiero nunca que se me recuerde por cosas así. Quiero que se me recuerde por mis acciones en el arte y lo que pueda aportar como artista”, puntualizó.

El “Emilio Estefan” en “On Your Feet!” dedicará lo que resta de esta año a la competencia de baile y a asistir a alguna audición para televisión o el cine, que es su norte ahora, sin descartar el teatro. 

Luego, entre la Navidad e inicios del 2018, se dará espacio para pintar con la idea de presentar una exposición ese mismo año.


💬Ver 0 comentarios