Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Más allá del modelo de calendarios y galán de novelas que muchos han tildado de frívolo, la vida de Julián Gil ha sido la de un luchador incansable que por circunstancias del destino tuvo que hacerse hombre a cantazos. Su vida cambió drásticamente a su llegada a Puerto Rico a los 15 años.


💬Ver 0 comentarios