El tercer episodio de la serie de HBO estuvo lleno de emociones. (semisquare-x3)
El tercer episodio de la serie de HBO estuvo lleno de emociones. (EFE)

El tercer episodio de la última temporada de "Game of Thrones" mostró la épica Batalla de Winterfell. El tenso capítulo inició con la preparación de los guerreros, mujeres y niños para la llegada de los "white walkers".

Con la muerte tan cerca, los dothrakis, los inmaculados, todas las casas del norte y los valientes guerreros y guerreras de Westeros armaron filas para esperar a los muertos, liderados por el "Night King".

Minutos antes que se enfrenten, aparece Melisandre de Asshai, conocida como la "Red Witch". Ella prende en nombre del dios del fuego llamas a las armas de los dothrakis para que puedan enfrentarse a los "white walkers".

Tras ese acto, ocurre algo misterioso. Una especie de niebla o frío se empieza a apoderar de Winterfell, quizás como una señal del "Night King". Daenerys y Jon, junto a los dragones, se encuentran frente a frente con el líder de los "white walkers".

Los muertos son demasiados, y los guerreros de Winterfell no les queda más que retroceder intentando defenderse tras una muralla de madera y vidriagón. Sin embargo, al estar cerca el "Night King", el fuego que intentan prender los guerreros no funciona. Nuevamente, Melisandre hace su magia y prende fuego a la muralla que han creado, alejando a los muertos por un momento.

Esta estrategia no funciona por mucho tiempo, los caminantes invaden el castillo de Winterfell, y empiezan las muertes de los personajes conocidos.

Las Muertes

Edd Tollett muere al defender a Sam Tarly, la pequeña y valiente Lyanna Mormont se enfrenta a un gigante y lo mata, aunque esto le cuesta la vida. 

El hombre que nunca muere, Beric Dondarrion, ayuda a escapar a Arya, enfrentándose a muchos caminantes blancos. Una vez cumplida la misión por la que el dios del fuego lo envió, muere definitivamente.

Arya se encuentra cara a cara con la "Red Witch", y esta le hace recordar que ella tiene como misión matar para siempre a personas con ojos verdes, marrones y azules. "¿Qué le decimos al dios de la muerte?", le pregunta. "Hoy no", responde la joven de la casa Stark, quien entiende el mensaje y va en busca del "Night King".

La batalla continúa, y se dan otras bajas, como la de Theon defendiendo a Bran frente el "Nigh King"; y la del querido Jorah Mormont cuidando de su amada Daenerys.

El capítulo cierra con el asesinato del "Night King" en manos de Arya, quien lo apuñala. Una vez ocurre esto, todos los muertos vivientes, incluido el dragón Viserion, se desvanecen.

Luego, Melisandre, quien también cumplió su misión, se despide justo antes del amanecer. Suelta el collar que la mantenía joven y se va desintegrando a medida que se aleja en el horizonte ante la vista de Davos, quien observa desde las puertas de Winterfell. 

Mira aquí el tráiler del cuarto episodio:


💬Ver 0 comentarios