El público mayagüezano se desbordó en las calles y en el Palacio de Recreación y Deportes para darle el último adios al comediante

Mayagüez - El comediante, compositor, director, locutor, bailarín y libretista; Ysrael “Shorty” Castro Vélez, cumpliría hoy 90 años, el día en que recibió sepultura en su amado pueblo de Mayagüez como pidió a su familia.

Hasta el Palacio de los deportes Wilkins Vélez de la Sultana del Oeste arribaron compueblanos de este grande de las artes en Puerto Rico para ofrecerle sus respetos. 

Allí la exactriz Álida Arizmendi le cantó el cumpleaños y el secretario de Estado, Luis Gerardo Marín le rindió sus respetos con un mensaje enviado del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló Nevares

Luego se anunció que la escuela elemental Francisco Asenjo, donde Castro Vélez estudió, se convertirá en el Museo Shorty Castro. El lugar expondrá la memorabilia del astro boricua. 

Hermanos, nietos, biznietos, y la viuda de Vicente Castro (único hijo del comediante) hablaron con alegría de la vida del actor. Sólo estuvieron ausentes su hija Vicky, que se encuentra cuidando a su madre, María Elena Porta, quien está muy delicada de salud en la Florida.

Por su parte, Jorge Montañez Castro -nieto de Shorty- aseguró públicamente que será pastor como era la voluntad de su abuelo.

Voy a predicar la palabra, él me lo pidió. Ya yo lo sabía (que iba a ser pastor) porque me visioné. Aunque dentro de todo eso, claro, haré mis cosas. Todos mis talentos los voy a utilizar en la iglesia de Dios”, detalló Montañez Castro a El Nuevo Día

Además añadió que logró despedirse de Shorty antes de partir.  

Me siento tranquilo porque ya yo me despedí de él porque el día que le celebré su cumpleaños sabía lo que venía porque yo soy asistente, médico, capellán y consejero y siempre me desahogaba con él. Le dije: ‘Tranquilo que vas a tener un cuerpo nuevo vas a ver a Cristo, una ciudad de oro, vas a ver los ángeles a muchos de tus compañeros’”, contó. 

Procesión colmada de recuerdos  

El cuerpo fue llevado en un recorrido por el Litoral Shorty Castro, en donde cientos de personas -de todas las edades- esperaban para ver pasar el coche fúnebre con la tristeza reflejada en su rostro. 

Y es que para el fenecido dicha localidad es muy especial. “Me gustaría que cuando habláramos de este lugar se refirieran al Litoral Shorty Castro, no sólo al litoral, porque es un honor que este espacio tenga mi nombre. Así los niños verán que no hay que nacer en cuna de oro para tener éxito en la vida”, pidió el artista a los mayagüezanos antesde morir, durante una entrevista para el especial “De aquí vengo yo” de El Nuevo Día

La procesión continuó por las cercanías del barrio La Quinta -lugar donde nació-, el barrio París, y el sector Dulces Labios. En este último le robó el primer beso a su hoy viuda. También pasó por la escuela Francisco Asenjo y la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Mayagüez. 

El recorrido terminó en el Cementerio Municipal de Mayagüez. Allí descansan ahora los restos de Castro Vélez junto a su hijo Vicente Castro, fallecido en el 2013.

El alcalde Mayaguez, José Guillermo “Guillito” despidió el duelo.


💬Ver 0 comentarios