Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El día antes de dar sus últimos pasos en la caminata Da Vida, el animador volvió a emocionarse por los pacientes de cáncer

Cada paso que Raymond Arrieta da durante su caminata, lo acerca más al cierre de un ciclo donde el esfuerzo es tan inmensurable como la cantidad de agradecimientos y abrazos que ha recibido a lo largo de una década de “Da Vida”.

Yo sé que mañana va a ser un día bien difícil en cuanto a emoción. Ya son 10 años, más de 10 voluntarios que estamos todos los años juntos haciendo esto por el Hospital Oncológico, dejando nuestras familias, nuestros trabajos para salvar al hospital y tenerlo al día. Yo creo que en 10 años hemos logrado un montón de cosas. Todos los que estamos aquí somos una familia. Esta noche vamos a compartir, vamos a disfrutar y celebrar porque yo sé que mañana va a estar difícil hablar”, compartió Arrieta a este medio mientras caminaba entre la multitud en la calle Comercio de Juana Díaz. 

El comediante está a un día de la recta final de su décima y última caminata a beneficio de los pacientes del Hospital Oncológico. En su octavo día comenzó a caminar desde la PR-14, intersección con la PR-535 en Juana Díaz hasta el Hospital Episcopal San Lucas en Ponce para un total de 9.3 millas recorridas.

Mientras ayer Arrieta temía no poder completar la ruta, hoy comentó que se sentía bien, con mucha fortaleza y deseos de llegar a Ponce.

Ya los nervios están de punta y cada día con más ansiedad, pero estoy bien. Hay muchos pacientes que con tan solo decir gracias te llenan de emoción. Esa palabra es tan grande; están agradecidos. Hay muchos sobrevivientes y eso también son buenas noticias para nosotros poder continuar”, dijo.

Las casi cinco horas de recorrido incluyeron pausas necesarias para que Arrieta recibiera los cariños de un pueblo agradecido, donde muchos -grandes y pequeños- no podían contener el llanto al ver al comediante.

Tal es el caso de Gabriela Reyes, de 20 años y vecina de Guaynabo, quien entre lágrimas describió la emoción de poder entregarle su donativo a Arrieta como lo ha hecho por los pasados años en memoria de su tío, quien murió de cáncer de colon

“Ya son cuatro años entregándole la alcancía a Raymond, porque yo se la quería entregar a mi tío, pero al mi tío morir, se la entrego a Raymond. (Él) está brutal de verdad, él une a la gente de una manera que nadie ha hecho”, expresó.

Por su parte, la juanadina Norma Iris Santiago, de 69 años, sobreviviente de cáncer de tiroides reconoció el “sacrificio de Raymond por todos los pacientes de cáncer” y camina por todos los pacientes, por su familia y por Arrieta. “Si esta va a ser la última caminata, que él pueda seguir hacia adelante para todos los pacientes que tanto lo necesitan”, indicó.

Maricarmen Vargas, de 11 años, fue una de las niñas que se escabulló entre la gente para alcanzar a Arrieta y entregarle su donativo. La niña que ha donado su cabello para otros niños con cáncer no pudo contener los sollozos tras saludarlo.

Así, el candente sol, opacado por algunas nubes pasajeras, y la humedad que empeoró al llegar a La Perla del Sur no fueron impedimento para que decenas de personas, sobrevivientes y pacientes alabaran la labor del comediante que está a ocho millas de culminar su caminata. 

Sus colegas de Telemundo Lizmarie Quintana y Emanuel Soltero, mejor conocido como “Shabum”, lo acompañaron durante el trayecto y con ellos compartía anécdotas de recorridos pasados con el humor que siempre lo ha distinguido.

En una nota jocosa, Arrieta destacó que Quintana es “novata” en “Da Vida”. “Cada vez que viene se nubla él día. Hoy esperábamos un sol bien fuerte, invitamos a Lizzie y aquí puedes ver el resultado de la invitación. No sé si la dejen venir mañana”, dijo Arrieta en tono de broma sobre su colega. 

El abogado y analista Jay Fonseca fue otra de las personalidades que se unió a la marcha, en su caso, por sexta vez consecutiva. En un aparte con este medio resaltó el esfuerzo que hace Arrieta cada año y que no todos comprenden. 

Es un sacrificio mucho más impresionante de lo que se ve en las cámaras, es de respeto. Yo también creo que ya llegó el momento de que él pase la batuta porque físicamente es bien fuerte para él. Yo sé que él quiere seguir, pero otras personas vamos a tener que seguir esa gesta”, comentó.

Entretanto, Arrieta, de 53 años, confía en que esta última marcha será “histórica” y aseguró que su misión por el Hospital Oncológico continuará. 

Destacó además que durante el día recibieron muchos donativos de grandes cantidades, incluyendo uno de más de $23,000 por parte del municipio de Juana Díaz.

“Ya esta misma noche veo a Tony Mojena que va a estar aquí montando su producción, que es la llegada a La Guancha y el primer cantazo se lo voy a dar: ‘¿qué vamos a hacer el año que viene? Algo bueno va a venir por ahí”, adelantó.

Las personas que desee cooperar pueden entregar su donativo en persona a los voluntarios identificados con camisas verde limón y bulto rojo de Telemundo o visitando el Banco Santander en la cuenta Da Vida #3004870858. 

También pueden realizar donativos a través del Banco de Teléfonos durante el programa "Día a Día" al teléfono (787) 641-2226, accediendo a http://www.ligacancerpr.org/donar/o por ATH Móvil al (787) 504-4454.


💬Ver 0 comentarios