Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Entrar a su círculo de amigos no es muy fácil que digamos. Son honestos, pero cada cual a su manera. Son cautelosos, aunque solo porque la experiencia les ha dejado bastante claro que la traición existe, la hipocresía no se queda atrás y la envidia también puede pisarte a veces los talones. Sin embargo, mientras recorren del Viejo San Juan a Santurce en bicicleta, la pareja de músicos se detiene a saludar a la gente con sumo entusiasmo. No olvidan sus raíces, aquellas que exploran semanalmente mientras descubren tesoros escondidos en la ciudad.


💬Ver 0 comentarios