Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En el caso de que sea el primer hijo, todo parece una tarea interminable, pero lo cierto es que poniendo orden, sentido común y sobre todo teniendo en cuenta el espacio del que disponemos, la tarea cobra otra dimensión.
En el caso de que sea el primer hijo, todo parece una tarea interminable, pero lo cierto es que poniendo orden, sentido común y sobre todo teniendo en cuenta el espacio del que disponemos, la tarea cobra otra dimensión. (Shutterstock)

Preparar el nido, así es como se suele denominar la llegada de un nuevo miembro de la familia al hogar, una manera de adecuar los metros que tenemos a las nuevas necesidades.

💬Ver comentarios