Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las nuevas condiciones de trabajo incluyen estar todo el tiempo con las mascarillas y con distanciamiento social. (Shutterstock)
Las nuevas condiciones de trabajo incluyen estar todo el tiempo con las mascarillas y con distanciamiento social. (Shutterstock)

Luego de más de dos meses de confinamiento por la cuarentena y toque de queda impuesto por el gobierno para evitar la propagación del Covid-19, ya se ha iniciado la primera fase que permite el reinicio de labores en algunos sectores. Una situación que también plantea una serie de retos y estresores adicionales a muchas familias con niños en edad escolar o que tienen una persona de mayor edad a su cuidado. Entre ellos, la disyuntiva de generar ingresos o que uno de los adultos deje de trabajar para cuidar a los que están en casa.

“La situación de los padres que tienen que volver a su trabajo es sumamente complicada y delegar en otros el cuidado de los hijos es ahora mucho más difícil. Estamos bajo un esquema de distanciamiento social y cuando se tienen hijos pequeños, lamentablemente se tiene que tomar la decisión de que uno de los dos padres se quede en casa si es que no puede llegar a un acuerdo con el patrono para trabajar desde la casa”, advierte el doctor Carlos Andújar, psicólogo industrial organizacional y rector de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Arecibo.

El otro aspecto que también se debe tener en cuenta, indica Andújar, es que las condiciones bajo las que se vuelve al área de trabajo al que estábamos acostumbrando no son las mismas. “Las personas se van a tener que acostumbrar a estar todo el tiempo con sus mascarillas y con distanciamiento social, lo que puede ser un shock y se debe tener plena conciencia sobre eso”, agrega el psicólogo industrial, quien también destaca que es momento de revaluar el contrato social que tenemos.

Lo que pasa, dice por su parte el coach de vida certificado Luis Marrero, es que no estábamos preparados para cambios tan drásticos y repentinos. Por eso cree que, aunque son eventos y situaciones que afectan cada parte esencial de nuestras vidas, también es una oportunidad para “reinventarnos”.

“En la vida todo cambia y aunque nos cueste trabajo, si lo aceptamos como la realidad que es, botaremos el golpe más rápido y haremos los ajustes necesarios de forma resiliente”, propone Marrero, quien cree que trabajar remoto no es una opción para muchas personas. Sobre todo, aquellos que no tienen el conocimiento tecnológico y el dinero para alquilar servicios de conexión rápida de Internet, entre otros obstáculos.

“Con los patronos, sencillamente, hay que ser muy claros y llegar a acuerdos justos para ambas partes y con las menos pérdidas posibles”, propone el coach.

Nueva realidad

Según Andújar, en psicología se usa el concepto de “principio de realidad”, que en estos momentos puede servir para internalizar que vivimos en un mundo distinto al que conocíamos. “Yo puedo llegar al trabajo y quejarme de mil cosas, pero la realidad es la que tengo. Así que lo primero es bregar con ese principio de la realidad y tener claro que las cosas no van a ser las mismas de antes de la pandemia”.

Por eso, el psicólogo industrial recomienda que aprendas a manejar tu tiempo dentro del trabajo y mantener conciencia plena de que puedes cambiar esa nueva realdad. “Son ejercicios cognitivos que tienen que ver con uno analizar la situación y no dejarse llevar por las quejas”, agrega al tiempo que ofrece las siguientes recomendaciones:

1.   La familia debe organizarse y ver con qué recursos cuenta para esta transición. Se debe garantizar que los que se quedan en la casa van a estar bien, tanto por la salud como en términos legales (si hay menores o ancianos).

2.   Habla con tu patrono claramente sobre las opciones para seguir trabajando. Por ejemplo, trabajar remoto o pedir alguna licencia, ya sea de vacaciones, enfermedad o cualquier otra posibilidad para no perder el empleo.

3.   Debes ser consciente de que tienes que cuidarte más, tanto física como mentalmente.  

4.    Aprende a manejar el estrés a través de la respiración profunda, visualización y relajación a través de vídeos gratuitos que puedes acceder a través de YouTube u otras plataformas

 El coach Luis Marrero también ofrece los siguientes consejos:

1.   Vivir en “presencia mental” (mindfulness), ya que es vital para estar debidamente enfocados y ser muy asertivos en acciones, toma de decisión, y creación de nuevas rutinas adaptadas a una nueva realidad.

2.   Educarnos y estar al día sobre los peligros de contagio y mantener un nivel de higiene y bioseguridad a nivel personal, en nuestro entorno y en situaciones que nos expongan a interacción social como trabajos y hacer compras.

3.   Mantenernos positivos, en calma y no perder la esperanza de que, así como todo cambia, esto no es permanente y vendrán mejores tiempos.

4.   No bajes la guardia y atiende las cosas importantes como la alimentación, el buen descanso y el ejercicio, asuntos vitales para la salud y un sistema inmunológico fuerte.

5.   Los abrazos efusivos volverán. Acumula todos los que tengas deseos de dar ahora y cuando llegue la oportunidad los repartes con todo el amor y el cariño del mundo.