Cinco monedas chinas entrelazadas con un cordón rojo.
Cinco monedas chinas se entrelazan con un cordón rojo y se ponen en la parte de afuera de la puerta del hogar. (Shutterstock)

“Con todo lo que estamos viviendo ahora mismo, y el aumento de los casos de COVID-19, un ritual de protección para tu casa es muy útil, recordando siempre que hay que estar en sintonía”, comenta Rose Nieves, de Yerbajos y Mejunjes, quien agrega que, cuando se va a hacer un hechizo, conjuro o ritual uno tiene que prepararse para el mismo.

“¿Cómo te puedes preparar? Puedes hacer respiraciones, conectarte con tu ser, o bien puedes orar, o hacer afirmaciones hasta tanto sientas que tienes la apertura espiritual para poder realizarlo porque es así que uno empieza a conjurar, desde adentro”, enfatiza Nieves, quien es tarotista certificada en Tarot Junguiano y yerbatera.

“Este ritual se trata de protección para el hogar, protección de todo aquello que pueda dañar tu casa y las personas y animales que habitan en ella”, señala Nieves, quien agrega que esta es una buena práctica que pueden realizar todos los miembros de la familia si están en la misma sintonía y evocan la misma energía.

  • ¿Qué necesitas?
  • Sal negra: es un poderoso ingrediente cuando se van a hacer trabajo de luz, porque trabaja con la limpieza y, su vez, con la protección, pues repele las energías negativas. La puedes conseguir en botánicas o tiendas que vendan cosas espirituales. Si no la encuentras puedes usar sal de mar.
  • Rama de romero: es un potente protector por su aroma, que también repele la negatividad.
  • Agua de Florida: como la que usaban nuestras abuelas. Su aroma es refrescante y relaja el ambiente y las energías de las personas y también se usa para la limpieza y la protección espiritual.
  • Hoja de laurel, salvia o palo santo para quemar
  • 5 monedas chinas de metal (o cinta adhesiva color rojo)
  • Hilo o cordón rojo
  • Vela blanca

Procedimiento

Este ritual lo vas a hacer descalzo porque necesitas conectarte con tu espacio, con tu casa. Primero vas a barrer primero de los cuartos hacia afuera y vas a preparar un cubo con agua, donde vas a echar la sal (más o menos tres cucharadas, dependiendo de cuán grande sea tu casa); el agua de Florida (media botella o la botella completa, dependiendo, una vez más, del tamaño de tu casa) y la rama de romero.

Mientras lo vas removiendo, vas a afirmar: ‘la bendición de mi ser superior llene de poder este hechizo (o conjuro)’, a la vez que llamas a ese ser superior con el nombre que tú le pones. Eso es importante”, destaca Nieves, quien señala que también puedes preparar el baño primero y dejarlo reposar, hasta que termines de barrer. Puedes prender la vela justo antes de comenzar a mapear.

“Mientras estás mapeando, vas a tener una vela blanca encendida, porque estás protegiendo tu espacio y la vela blanca representa el fuego y la luz; es como ese llamado a tus guías, a tus seres, al Dios al que tú profesas, al que tú crees, y vas diciendo: ‘La protección viene a mí, aquí y ahora. Toda negatividad o toda enfermedad es alejada en este momento y así es’. Y sigues repitiendo lo mismo hasta que llegues hasta la puerta de tu casa”, explica la tarotista, al resaltar que, una vez que se llega a la puerta de al frente, se bota el agua hacia afuera. Si vives en un apartamento, viertes el agua en el baño.

Las monedas

Para potenciar este proceso, usas las cinco monedas chinas, las cuales consigues en las botánicas o en tiendas que venden efectos espirituales. Las vas a entrelazar unas con otras con el hilo o el cordón rojo (que simboliza la sangre protectora de Cristo) como formando un colgante y la vas a colocar en la puerta de tu casa o en la pared, hacia afuera. Si no encuentras las monedas, puedes poner un pequeño pedazo de cinta adhesiva roja para proteger tu espacio y a los seres que habitan en él, incluyendo los animales.

“Esto lo vas a repetir en todas las puertas que dan hacia afuera, con mucha fe en todo lo que estás haciendo, pero recordando, además, que debes cuidarte como persona y seguir los protocolos de seguridad”, enfatiza Nieves, al señalar la importancia de la responsabilidad ciudadana de protegerse ante la amenaza del nuevo coronavirus.

Sella el espacio

La hoja de laurel (la salvia o el palo santo) la usas al final, después que mapeaste y botaste el agua. La puedes encender con la misma vela que ya tienes encendida y con ella vas sahumando cada uno de los cuartos de tu casa para sellar tu espacio.

“También es una manera de llamar a esos protectores y decirles: ‘tienen un compromiso conmigo de vigilar este lugar’”, apunta Nieves.

Puedes repetir este rito una vez al mes, porque es tan fuerte que no necesitas hacerlo constante ni semanalmente. Puedes hacerlo cualquier día, aunque, preferiblemente, el sábado porque es el día planeta Saturno, que es el gobernante de los hechizos y las estructuras, explica Nieves.

“Si lo haces hoy, sábado, estas cerca de la nueva luna que es el lunes. Con esta energía presente, más el Sol, que está en cáncer, que es signo del hogar, tienes toda la energía astrológicamente disponible para hacer este tipo de ritual”, finalizó diciendo la tarotista, a quien puedes contactar escribiendo a [email protected], en su página de Facebook bajo la clave Yerbajos o em Instagram bajo la clave: yerbajosymejunjes.