Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ángel Díaz construyó un mini “single track” con obstáculos para su hija, Isabel.
Ángel Díaz construyó un mini “single track” con obstáculos para su hija, Isabel. (Suministrada)

Dicen que los padres hacen cualquier cosa por los hijos, y hay mucho de cierto en ello. Algunos son capaces de convertirse en payasos, enfermeros, cocineros y hasta abogados. Otros, eliminan la palabra “imposible” del diccionario, solo por ver una sonrisa en el rostro de sus retoños. Este es el caso del arquitecto Javier Rosado y el diseñador gráfico Ángel Díaz, quienes no dudaron ni un segundo para complacer las peticiones de sus pequeños.

💬Ver comentarios