Escribe en un papel la ubicación de cada huevo de pascua mientras los vayas escondiendo.
Escribe en un papel la ubicación de cada huevo de pascua mientras los vayas escondiendo. (Shutterstock)

Una de las actividades más esperadas por los niños al finalizar la Semana Santa es el recogido de los coloridos huevos. Aunque esta no es parte de la celebración religiosa, sí ha cobrado interés porque es un momento en que los niños pueden entretenerse buscando estos huevitos, que normalmente están rellenos dulces, chocolates o premios pequeños.

Este año, debido a la presencia del coronavirus, es importante realizar actividades pequeñas, que no involucren la participación de muchas personas fuera del entorno familiar, pero que brinden un espacio para que los más pequeños puedan retomar aquellos momentos especiales en sus vidas que se perdieron el año pasado.

Si piensas hacer un recogido de huevos entre tus hijos y algún otro familiar, es importante que sigas las recomendaciones de higiene y seguridad, incluyendo el uso de las mascarrillas en todo momento (si el niño es menor de 2 años no se debe usar mascarilla), así como evitar estar más cerca de los seis pies entre los niños y permitir que estos se laven las manos con agua y jabón con frecuencia.

Como verás a continuación, son muchas las acciones que puedes llevar a cabo para garantizar que la actividad sea todo un éxito.

  • Compra huevos de plástico de colores, así como premios para llenar los huevos vacíos. Esto puede incluir chocolates, dulces, frutas, dinero o juguetes, entre otros
  • Si lo prefieres, puedes esconder huevos vacíos y luego de la búsqueda, puedes distribuir los premios igualitariamente entre los niños.
  • Escoge unas áreas específicas en el patio o en el interior de la casa en los que se pueda realizar la búsqueda de huevos. Antes de que escondas los huevos, debes determinar en qué lugares pueden los niños buscar de manera segura.
  • Puedes escribir el nombre de cada uno de los niños en los huevos e indicar a los niños que solo busquen los huevos con sus nombres. Asegúrate de que cada niño tenga una cantidad igual de huevos y de que sepas el lugar en el que se esconden, de modo que puedas ayudarlos en caso de que no encuentren algún huevito.
  • Escribe en un papel la ubicación de cada huevo de pascua mientras los vayas escondiendo. Esta lista de ubicaciones te ayudará a dar pistas e indirectas a los niños que tienen problemas para encontrar los huevos.
  • Esconde los huevos en lugares fáciles para los niños de cinco años o menos. Los niños pequeños y los niños jóvenes podrían divertirse más si escondes los huevos en lugares fáciles de ver y que sean bajos para que puedan alcanzar los huevos.
  • De la misma forma, esconde los huevos en lugares más difíciles para los niños de seis años o más. Muchos de estos niños disfrutan buscar los huevos en lugares más difíciles, como debajo o dentro de ciertos objetos, como tiestos de plantas o arbustos.
  • Si lo vas a hacer dentro de la casa, esconde los huevos dentro de una olla de la cocina, en una funda de almohada o en una arreglo profundo.
  • Podrías pegar los huevos debajo de las sillas y mesas.
  • Utiliza algunos trucos cuando escondas los huevos, como camuflar los huevos con objetos que tengan el mismo color o guardarlos debajo de tu gorra o dentro de tu bolsillo.
  • Convierte la búsqueda de huevos de pascua en una búsqueda del tesoro. En lugar de dejar que los niños busquen los huevos a la vez, dales pistas para cada huevo. Parar lograr la misma sensación de una búsqueda del tesoro, escribe la siguiente pista dentro de cada huevo y coloca monedas doradas de chocolate en el último huevo, tal y como si fuera el tesoro de un pirata.

Fuente: WikiHow

💬Ver comentarios