Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Nunca deje a un niño solo mientras esté en la piscina, no importa la profundidad. (Shutterstock)
Nunca deje a un niño solo mientras esté en la piscina, no importa la profundidad. (Shutterstock)

El confinamiento social que hemos vivido por casi 50 días ha traído consigo que las personas busquen la manera de entretenerse en sus casas. Una de las formas más populares han sido la instalación en patios, terrazas y marquesinas de piscinas plásticas o inflables que pueden ir desde tamaños pequeños, con 100 o 200 galones, hasta más grandes que podrían superar los 2,000 galones.

left
left

El detalle está en que si esa agua no se trata con productos especializados, podría dañarse, cambiar de color y crear algas y otros organismos que podrían tener repercusiones de salud en todo aquel que decida sumergirse en ella. “Las personas tienen que entender el concepto de que agua es agua. No importante el tamaño que tenga la piscina, todas llevan el mismo mantenimiento. Lo único que va a cambiar son las dosificaciones y el tratamiento”, indicó Michelin Porrata, propietario de Professional Pool Center. “Otro problema que estoy viendo es que muchas veces estas piscinas no traen filtro o lo que trae de fábrica es prácticamente desechable, no es el ideal para su tamaño. Dependiendo el uso que se le dé, así como el mantenimiento, ese filtro se va a convertir en un elemento importante”.  

Tiras para medir el pH del agua. (Shutterstock)
Tiras para medir el pH del agua. (Shutterstock)

pH

Otro de los detalles clave para que el agua esté saludable es tener un pH balanceado (medida de acidez o alcalinidad que indica la cantidad de iones de hidrógeno presentes en una sustancia). Lo ideal es mantener el nivel del pH en el agua de las piscinas entre una medida de 7.4 y 7.6. Sin embargo, si el pH del agua es demasiado elevado, los bañistas podrían sufrir irritación en la piel y los ojos, el efecto de los productos desinfectantes disminuirá, se formarán incrustaciones de calcio y las aguas se enturbiarán. Por el contrario, si el valor del pH es demasiado bajo, aumentará el riesgo de corrosión, y también se producirá irritación de ojos y piel.

Pasos a seguir

Es por eso que, a la hora de instalar estas piscinas de plástico, es importante que lleve a cabo una serie de pasos para que garantice la calidad del agua y la salud de todos los que entren en la piscina. En caso de que tengas dudas o quieras conseguir los productos necesarios, debes comunicarte con una tienda especializada en piscinas.

1. Cuando se llena de agua la piscina por primera vez, se debe usar un estabilizador de cloro con el filtro prendido por 24 horas.

2. Semanalmente se le debe echar:

- Alguicida. Este es un compuesto orgánico destinado a proporcionar transparencia al agua de la piscina, previniendo la formación de algas.

- Floculante o clarificador. Coge todas esas partículas que contribuyen a que el agua se enturbie y las hunde en el fondo de la piscina.

- Cloro. Es el bactericida de la piscina y viene en tableta o granulado (en polvo). Ayuda a que se mantenga el estabilizador.

3. Verificar el filtro con frecuencia, dependiendo del uso de la piscina, y lavarlo o reemplazarlo.

4. Mantener el filtro prendido la mayor cantidad de tiempo posible, para que la mayor parte del agua pase por este.

5. Cepillar suavemente, aunque sea una vez en semana, las paredes y el fondo de la piscina, para evitar que la superficie se ponga resbalosa.

6. Recoger con una malla el sucio, como hojas, insectos, grama y tierra que esté en la superficie o dentro del agua.

Usa una malla para recoger las hojas y el sucio. (Shutterstock)
Usa una malla para recoger las hojas y el sucio. (Shutterstock)

Qué no debes hacer

- Porrata recomendó que por ningún motivo se usara cloro casero para tratar el agua de las piscinas. “No se puede usar cloro casero, porque tiene fosfato. El alimento más grande que viene para las algas se llama fosfato. Incluso, los detergentes tienen fosfato y eso contamina el agua”, comentó el comerciante con sobre 30 años de experiencia.

- Por otro lado, todo aquel que vaya a meterse en la piscina, debe ducharse o tirarse la manguera antes para remover cualquier sucio que tenga en su cuerpo. Por otro lado, si la persona tiene mucha crema de bloqueador solar en el cuerpo, va a enturbiar el agua.

- Evitar la conglomeración de personas dentro de estas piscinas pequeñas, ya que el cuerpo humano se la pasa expulsando grasa y otros desperdicios, que va a provocar un cambio en el pH del agua.

- Por ninguna razón, permitir que un niño o una persona mayor orine dentro de agua, ya que también cambia los niveles de pH del agua. Por lo tanto, se recomienda sacar a los niños cada hora, más o menos, para llevarlos al baño a que orinen.

- Una persona que esté sufriendo de diarreas, no debe meterse en el agua en ningún momento.

Para que no se altere el pH del agua, es importante evitar que los niños orinen en el agua de la piscina. (Shutterstock)
Para que no se altere el pH del agua, es importante evitar que los niños orinen en el agua de la piscina. (Shutterstock)

Medidas de seguridad

Además del cuidado que debes tener al tratar el agua, hay que tener mucha precaución al usarse estas piscinas, sobre todo si va a ser utilizada por niños. La Cruz Roja Americana recomienda que las personas tengan en cuenta lo siguiente:

1. Por ningún motivo permita que un niño esté sin supervisión mientras esté dentro de la piscina, no importa la profundidad y el tamaño.

2. Nadie debe correr y zambullirse de cabeza en las piscinas. Un golpe en la cabezacon el suelo podría provocar grandes daños a la persona.

3. No permita que nadie, sobre todo los niños, juegue de mano mientras estén dentro de la piscina.

4. Recuerde que la sobre exposición al sol podría traer consecuencias a la piel, por lo que debe tomar la precaución con cremas de protección solar, buscar un área con sombra o montar una sombrilla al lado de la piscina.

5. Los adultos deben saber cómo reaccionar ante una emergencia. Lo ideal sería que conociera lo básico en primeros auxilios o técnicas de reanimación cardiopulmonar. Además de tener un teléfono para hacer una llamada de emergencia.

left
left

Enfermedades asociadas con las piscinas recreativas

Según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), las piscinas inflables y de plástico pequeñas han sido asociadas a la propagación de enfermedades transmitidas en aguas recreativas. Estas enfermedades se pueden propagar al tragar o estar en contacto con agua contaminada proveniente de piscinas.

¿Qué enfermedades les puede dar en un agua contaminada?

- Podría provocar una amplia variedad de infecciones, incluidas infecciones gastrointestinales, de la piel, del oído, respiratorias, oculares, neurológicas y en heridas. La enfemedad más común es la diarrea, la cual puede ser causadas por gérmenes como Cryptosporidium, Giardia, Shigella, norovirus y E. coli.

-  Niños, mujeres embarazadas y personas con el sistema inmunológico comprometido pueden sufrir de enfermedades más severas si son infectados con alguno de estos gérmenes.

A tener en cuenta

En aquellas piscinas pequeñas que no tienen filtros el CDC no recomienda que se le eche cloro al agua, debido a que la dosis no se puede determinar fácilmente o monitorear de forma segura para garantizar su calidad. De la misma forma, al no tener filtro, el agua no está en movimiento, ni eliminan partículas de sucio. Por lo tanto, es importante que a estas piscinas se le cambie el agua con frecuencia y que las personas no traguen esa agua.