Usa mascarillas cuando no estés en el agua.
Usa mascarillas cuando no estés en el agua. (Shutterstock)

Con el inicio de la vacunación de la población, ya se comienza a notar cierta estabilización en algunas de las actividades cotidianas que se llevaban a cabo justo antes de que se declarara como pandemia la presencia del COVID-19 a nivel mundial. Sin embargo, a pesar de que ya se han vacunado muchas personas, sobre todo aquellos con mayor riesgo, todavía no podemos bajar la guardia, sobre todo en momentos en que habrán días libres durante la Semana Santa, donde muchas personas querrán visitar la playa o pasear por la isla.

“Cuando uno está al aire libre, el riesgo de que uno transmita o adquiera el virus es menor que cuando uno está en un espacio cerrado. Pero eso no quiere decir que el riesgo sea cero”, indicó el Dr. Carlos R. Rivera Vázquez, pediatra e infectólogo. “Uno puede ir a la playa o piscina, especialmente si uno está con su núcleo familiar y todas las personas que viven bajo el mismo techo, pero uno debe, si va a estar con personas que no son de su núcleo familiar, usar la mascarilla y debe tratar de mantener el distanciamiento físico mínimo para reducir aún más el riesgo de que haya contagio”.

Para el infectólogo, es de suma importancia que la población continúe vacunándose contra el COVID-19, con el propósito de que la situación vaya normalizándose poco a poco. “Hasta que no logremos que el 70 al 80% de la población esté inmunizada, siempre va a haber riesgo de que haya alguien que se pueda contagiar y pueda sufrir las consecuencias negativas del COVID-19″, enfatizó Rivera Vázquez. “Las personas vacunadas, al tener anticuerpos en contra del virus, no se van a enfermar en caso de que estén en contacto con alguien infectado. Pero ese virus sí se puede alojar en sus vías respiratorias, nariz, garganta, boca, y, a pesar de que a esa persona no le va a hacer daño, sí puede actuar como agente de transporte del virus y contagiar a alguien que no esté vacunada”.

Recomendaciones

Al igual que se ha hecho por los pasados 12 meses, todo aquel que salga de su casa, debe seguir unas medidas de seguridad e higiene para asegurar su salud y la de sus familiares más cercanos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dieron las siguientes recomendaciones en caso de que vayas a visitar una playa u otro lugar recreativo donde vayas a tener contacto con otras personas.

  • Usa mascarillas cuando no estés en el agua. No coloques mascarillas a niños menores de 2 años ni a personas con dificultad para respirar, que estén inconscientes, incapacitadas, o que por algún otro motivo no puedan quitarse la mascarilla sin ayuda.
  • Así esté dentro o fuera del agua, mantén una distancia de al menos seis pies de las personas que no viven contigo.
  • Evita los espacios para nadar, en playas o piscinas, con mucha concurrencia donde no puedas mantener una distancia de seis pies con respecto a otras personas.
  • Evita los espacios cerrados con ventilación insuficiente.
  • Lávate las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente antes de comer o beber y cuando llega y se va del lugar para nadar. Si no hay agua y jabón disponibles, usa un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol y frota sus manos hasta que estén secas.
  • Los desinfectantes de manos no son tan efectivos cuando las manos están visiblemente sucias o engrasadas, por lo que debes quitarte la tierra o la arena antes de usarlos.
  • Evita compartir artículos como comida, equipos, juguetes y suministros con personas con las que no convives.
  • Averigüa si en la playa o piscina tienen medidas implementadas para prevenir la propagación del virus.
  • Lleva contigo artículos que te ayuden a mantenerte sano y cuidar la salud de otros, como una mascarilla (o dos por persona, por si se moja), desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol, toallitas desinfectantes, pañuelos desechables y toallas de papel.

Está claro que dependiendo del lugar que visites, unido a la cantidad de personas que estén aglomeradas allí, dependerá de cuán riesgoso será estar allí. Es por eso que es importante que estés consciente de los niveles de riesgo que tendrás. Por ejemplo, el riesgo más bajo, según los CDC, los encontrarás cuando:

  • Los parques y senderos propician el distanciamiento social de al menos seis pies entre personas o grupos familiares.
  • El personal y los visitantes mantienen una distancia de al menos seis pies de las personas que no viven con ellos.
  • Las atracciones turísticas están abiertas solo si no se juntan muchas personas y hay distanciamiento social de al menos seis pies entre las personas o grupos familiares.
  • El personal del parque limpia y desinfecta las superficies que se tocan con frecuencia (como manijas de las puertas o barandas) y los objetos de uso compartido.

A medida que se aglomera el público y no se cumplen con estas medidas de distanciamiento y uso de mascarrillas, más alto será el peligro de contagio con COVID-19. Es por eso que se recomienda que, en caso de visitar un lugar donde no estén cumpliendo con estas condiciones, no te bajes del auto, ni te acerques al área donde están las personas.

💬Ver comentarios